lunes, 28 de marzo de 2011

ASUSTADOS RESENTIDOS INTOLERANTES / Sandro Venturo

A dos semanas de las elecciones, el ambiente se ha caldeado. Ollanta Humala encabeza las preferencias electorales con su minoría absoluta y se esfuerza más que nunca por aparecer modosito y hasta terriblemente ciprianista. De allí que sus opositores lo califiquen de chavista travestido de lulista, comunista disfrazado de oveja, velasquista camuflado, estatista caleta. Y todos los ciudadanos que son sistemáticamente indiferentes a la vida política, aquellos que desprecian los asuntos públicos y miran a sus representantes con absoluta indiferencia, aparecen hoy sumamente preocupados. Y escupen comentarios y patalean con virulencia.

De la misma forma, desde el bando opuesto, muchos simpatizantes del Comandante Humala no pueden responder sino con semejante desprecio ciudadano. Para los nacionalistas más articulados, los demás candidatos tienen en común su condición de siervos del gran capital que todo lo engulle y contamina. Y según quien repunte en estos días, atacarán a Toledo por arrogante y arribista, a Keiko por ser el títere de un padre inmoral y a PPK por encarnar al imperialismo yanqui y a la pituquería discriminadora.

De pronto muchos de mis amigos y conocidos, de uno u otro bando, aparecen enarbolando las banderas de la intolerancia, acaso sin querer queriendo. Desde hace unos días, por ejemplo, el Facebook local es un continente de insultos y descalificaciones que se expresan con orgullosa sinceridad. Pura agresividad que sugiere algo mucho más profundo que la exacerbación de la disputa electoral.

Acaso estas declaraciones sin pretensión dialéctica hablan menos del insultado y más del emisor asustado o resentido. Y proyectan una vocación destructiva que intoxica a toda la comunidad, multiplicando la desconfianza, debilitando los vínculos sociales, dinamitando la competencia política.

La tragedia cultural es está: el juego de la democracia se convierte en una oportunidad para descalificar radicalmente a los conciudadanos que no comparten nuestras opciones electorales. Y, en el extremo, ya son varios los que se sienten con derecho de expulsar de nuestra sociedad imaginada a los otros, a los equivocados, a los diferentes.

La fantasía dictatorial, de uno y otro lado, hace bien su trabajo y debilita a una comunidad política cada vez más precaria, más inmadura.

5 comentarios:

Wilfredo Botto dijo...

Estimado Sandro

Pero ahora es necesario que cada uno exprese su opinión, al menos de su candidato preferido. A este respecto me gustaría conocer tu opinión, tal vez sea orientativa antes que algunos despistados den un "salto al vacío".

Te voy a decir la mía:

Ollanta: sospechoso de chavista.
Keiko: por ahora no vale por si sola. Me gustaria saber si fue lider en su salón.Puede ser buena chica, pero detrás de ella hay gente que no me gusta.
PPK: Es muy preparado pero oculta su nacionalidad y eso no me gusta.
CASTAÑEDA: Positivo, pero sospechoso en el manejo sus obras.
TOLEDO: No es un angelito, pero al menos no tiene juicios pendientes por corrupción ni vigentes ni prescritos. No me gusta su extremo liberalismo.

Peter dijo...

Estimado Wilfredo... 1) no; 2); no; 3) no; 4) no; 5); no; ... una visión que me recuerda una moledora de hielo moliendo agua... sólo desgasta energía pero no hace nada.

Estimado Sandro... te sumas a los que quieren hacer lo "politically correct"... Mi posición? hacer lo que creo correcto en toda conciencia para mi bien, y el de la sociedad con la que comparto este pedazo de mundo. El único que ha hablado a mi conciencia, sin populismo, demostrandome que supo hacer cosas en el pasado, y que tiene lo que se necesita para hacer de éste país uno prospero aún mas es PPK. Puede que los otros puedan hacer cosas... pero no quiero más de lo mismo. Corro mis riesgos.

Tatiana dijo...

Ojalá Ollanta fuese sospechosos de "lulista",quien redujo la miseria en Brasil casi un 20%.....
Yo no caigo en el juego de PPK,un simple lobista ajeno é indiferente a todo lo que no sea extremo liberalismo y capitalismo brutal,amén de ser aliado de muchos fujimoristas reciclados.
Castañeda? tiene mucho que decir,pero en el juzgado.
Yo votaré por TOLEDO,lo podrán acusar de lo que sea,pero ladrón no es y se la jugó enterita para botar a la maffia fujimontesinista.

robertofelipe dijo...

Ahora Humala tendrá que aguantar la tremenda guerra sucia que se le viene.

Nestor Ruben Taype dijo...

Ollanta, no se puede negar, tiene su gente y el porcentaje alcanzado suma mas que los resentidos que afirma Sandro.
Sin embargo tengo mis temores con el. De la misma linea que Chavez, Evo, Ortega; la presidenta Cristina estatizo las AFP en Argentina.
Que estatizaria Ollanta??? para calmar las iras de sus mas radicales segidores, si sale ganador.
Mi candidato es Toledo.
No olvidemos fue el unico o talvez uno de los pocos que lucharon contra Fujimori, cuando estaba en su gloria.
La marcha de los cuatro suyos.
su partiipacion en las elecciones en el montado fraude del 2000.
Como una magistral jugada de ajedrez, Toledo se retiro y no participo en la segunda vuelta con Fujimori.
Ganaria luego el 2001 alzandose como presidente.
Toledo no tiene las manos manchadas de sangre. NO tiene juicios por robo y su gobierno tuvo exitos y tambien errores dentro del juego democratico.
El ha sabido moverse en peores circunstancias como la que esta pasando ahora. No creo que sea el mal menor, creo que es la mejor opcion.
Ah olvidaba las acusaciones de sus enemigos:
Comerse un ceviche en el costa verde, por el que pago ochenta soles.
Y por visitar tantas veces punta sal.