miércoles, 6 de julio de 2011

LOS PERDEDORES NO ACEPTAN SU DERROTA / Fernando Villarán

En las pasadas elecciones presidenciales Luis Castañeda quedó quinto entre los cinco principales candidatos, obtuvo 9.8% de los votos, después de encabezar las encuestas durante casi todo el año 2010. El APRA sólo ha logrado cuatro representantes en el nuevo Congreso, el número más bajo en toda su historia. Alex Kouri no pudo pasar la valla del 5% y quedó fuera de la representación parlamentaria. Lourdes Flores fue parte del frente que apoyó a Keiko Fujimori, y ella misma fue vencida por Susana Villarán en las elecciones municipales en Lima, de fines del año pasado. Todos fueron derrotados sin ambigüedades.

Alan García, que debió mantener una prudente neutralidad en ambos procesos electorales no sólo apoyó a los candidatos de la derecha, sino que utilizó todo su poder para impedir que ganen los candidatos de izquierda. Fracasó en toda la línea, perdiendo cara frente a los grandes empresarios a quienes les prometió impedir el triunfo de la persona que él no quería. El cardenal Cipriani, también abandonó su neutralidad, y desde su púlpito dirigió una campaña contra Humala y antes contra la actual alcaldesa, intentando poner a la iglesia al servicio de los intereses retrógrados del Opus Dei. Su odio a lo nuevo y a los cambios lo llevó incluso a atacar a nuestro premio Nóbel Mario Vargas Llosa, sólo por expresar su preferencia por la izquierda democrática.

El grupo El Comercio fue la punta de lanza mediática de este gran frente de la derecha conservadora y antidemocrática, dejando chiquitos a Correo, Expreso y La Razón, fujimoristas de siempre, y sin ninguna credibilidad. Abandonaron su compromiso con la verdad y la información veraz, faltándoles el respeto a sus televidentes y lectores; dejaron de lado toda ética profesional, mintiendo y manipulado la información. Los despidos de Fernando Ampuero, Augusto Alvarez Rodrich y de todo su equipo de periodistas, en el caso de los petroaudios, y más recientemente de la gerenta del Canal N y de la periodista Rosa María Palacios, por el delito de decir la verdad, guardar un mínimo de equilibrio y ser democráticos, son una prueba de su traición al periodismo serio.

Detrás de ellos han estado moviéndose, no tan en las sombras, un par de grupos económicos y algunas empresas mercantilistas que quieren mantener sus privilegios, y sus abultadas sobre ganancias, impidiendo cualquier cambio en el statu-quo. No les importa estar rodeados de un mar de pobreza, ni que los conflictos sociales vayan en aumento, para eso esta el gendarme García y sus 103 muertos en estos últimos cinco años. Ellos son los corruptores, los que compran a los presidentes, ministros, congresistas, jueces, policías y militares; son los responsables de que la “plata llegue sola”.

¿Qué tienen en común todos ellos, más allá de sus ideas conservadoras y reaccionarias?, pues que están involucrados en serios actos de corrupción. Son una alianza entre los corruptos y los corruptores, y los medios que los defienden, a los que también les llega la plata que camina sola.

Este es el eje que aglutina a este gran frente de derecha, y es por esta razón que han perdido en los dos últimos procesos electorales. Ya no es cierto que el pueblo acepta pasivamente la corrupción, y que apoya “a los que hacen obras, aunque roben”; sino miremos la popularidad del presidente García. Esta ha sido una de las grandes revelaciones de las últimas elecciones, y ciertamente nos debe llenar de optimismo. La derecha tiene el poder del dinero y de una parte de los medios, pero no tiene el apoyo ni el corazón de la gente.

La derecha se olvida de dos ideas que están marcando el siglo veintiuno, y que surgieron a fines del pasado. La primera la formuló bastante bien Peter Drucker en la Sociedad post-capitalista: el poder del conocimiento ha superado al poder del dinero. Y la segunda la dijo Manuel Castells: las nuevas tecnologías de la información y comunicaciones (TICS) están cambiando la política y el poder; y las batallas del futuro se van a ganar en el campo cultural. Los jóvenes, que han nacido en ellas y se han alejado de la ideología yuppie del “libre mercado”, pusieron a Obama, se bajaron a Mubarack, están cambiando España y posiblemente toda Europa.

Por eso no hay que hacerle demasiado caso a la derecha y menos tenerle miedo; si bien en lo táctico son fuertes en lo estratégico son débiles. Si ellos persisten en no aceptar su derrota, no hacen una seria autocrítica y no se adecuan a los nuevos tiempos están arriesgando dos escenarios: el de Jaime Bayly, que fue abandonado por su audiencia cuando decidió ser un mercenario, y el de River Plate, que pasó a la segunda división por dejarse arrastrar por la corrupción.

Lo único que tienen que hacer los dos ganadores de las últimas elecciones, Susana Villarán y Ollanta Humala, es ser fieles a sus programas, mantenerse unidos a pesar de los intentos que va a hacer la derecha (que en eso es muy buena), ganarse a todos los aliados posibles, como es el caso de Alejandro Toledo, que con su apoyo a Humala en el Congreso y el gobierno, rectifica sus errores de campaña, de los dos Vargas Llosa, y de toda la gente honesta y democrática que está dispuesta a apostar por el cambio de la política peruana.

Parafraseando el general Douglas MacArthur: “no hay sustituto para la derrota”. Si los perdedores se olvidan de esto, muy malos tiempos les esperan.


12 comentarios:

Fernando, Editor dijo...

¡Excelente! Se abren nuevas formas de gobernar, y efectivamente la garantía del éxito es el cumplimiento de la palabra empeñada y la unidad en la acción de todos los que queremos un país libe de la corrupción y de los indeseables de siempre.

Miguel dijo...

Por dios!!!....excelente artículo, pero continua el pacto infame de hablar a media voz, A que grupos económicos o de poder se refiere? por qué no los menciona? sería bueno que todos nos enteremos.

gerardo cailloma dijo...

Muy bien planteado. El problema sigue siendo los medios abiertos de difusión que son ciegos (o necios) a los cambios para preservar sus "beneficios" desoyendo a las mayorías. Con una verdadera comunicación abierta democrática se puede lograr un buen gobierno.

tulio mora dijo...

Muy buen comentario, Fernando. Debería ser publicado en un diario, aunque por este medio tienes más fans. Muy lúcido y preciso. Pero también creo que deberías mencionar con nombre propio a las empresas que te refieres para que tengas más verosimulitud.
Y en cuanto a Susana: repito por undécima vez, ¿qué pasa con su equipo de prensa que no comunica apropiadamente las obras que la municipalidad está realizando? Allí necesita un cambio urgente. Por otro lado, ella prometió como prioridad resolver los temas del transporte público y la seguridad y a seis meses ya debería ofrecer algunos resultados, además de continuar con las obras que dejó Castañeda cuya gestión es debatible y probadamente corrupta por lo menos en el caso Comunicore.
Me parece que ella debería adoptar una estrategia paralela: la continuidad de lo factible y la ejecución de sus propuestas. Pero en todos los casos con un área de prensa proactiva pues. Un abrazo.

Geopedro dijo...

Que tal Paranoia del Hermanito!!!!después de cuatro gobiernos derechistas ahora le toca a la izquierda..esperemos que pasen de este primer gobierno, eso es todo..así que ahora a trabajar y no como Susana...que todavía está pensando mucho antes de resolver problemas de seguridad y transportes!!!

Carmen Luz dijo...

Gracias por la claridad para poner en palabras estas grandes verdades. Igual que los anteriores, pregunto por los 2 grupos de poder y las empresas mercantilistas. Me preocupa mucho aquello que llamas "ventaja táctica". Es innegable que ellos son los que saben cómo se maneja al dinosaurio llamado "Estado" y cobran BIEN caros sus servicios de operadores.

fernando dijo...

Muchas gracias por sus generosos comentarios.

Ya van tres personas que me piden que diga los nombres de los grupos económicos y de las empresas corruptoras. Me parece un pedido fuera de la realidad.

Alan García ha reconocido que "la plata le llega sola", Castañeda tiene un informe sustancioso que lo acusa, Kouri tiene varios juicios abiertos, Lourdes tuvo relaciones objetivas con Cataño, un acusado de narcotráfico; por lo tanto en estos casos se puede hablar de corrupción sin problemas porque hay sustento. Pero en el caso de las empresas y los grupos, no hay ninguna evidencia que alguna de ellas haya pagado a un político; no conozco una cuenta bancaria, un audio o un video. Sencillamente no hay pruebas, de manera que si pongo algún nombre me pueden facilmente enjuiciar por difamación.

Al menos yo, no tengo vocación de martir.

forociudadanp dijo...

Gracias por la interpretación, me parece más que acertada.
Quizás darnos cuenta que el juego no ha terminado y que estos grupos nefastos,pretenden mantenerse en sintonía manejando la opinión pública en un intento de mantener su vigencia.

Bach. Arq. Yuri Huacoto dijo...

Señores no seamos tan inocentes, ya no existen izquierdas o derechas, saben bien que la honestidad es incompatible con el sistema existente, hay políticos de cualquier color que solo brindan sus servicios al mejor postor ... y hay entidades multinacionales que los administran.

Estrategias desarrollo humano. dijo...

Es cierto, hay muchas razones para ser optimista por el rumbo de la patria. El Peru en un esfuerzo intuitivo ha girado hacia la izquierda como la opción que comprende los retos de largo plazo del Peru como nación. Hace rato la derecha peruana bajó a segunda división, el problema es que desde la tribuna de El Comercio, correo y los medios aun siguen haciendole barra.

balcato dijo...

sencillamente formidable su articulo señor Villarrán, me aunó a los que piden mas precisión al señalar a los poderes económicos.Creo ademas que no debemos pensar que la derecha perdió piso, solo es una batalla aun no la hemos derrotado, sino fíjense como continua tratando de desacreditar y embarrar a través de la prensa que maneja las acciones y gestiones del Presidente electo y trata compulsivamente de hacer a parecer a los colaboradores y familiares de Ollanta como corruptos o negociadores incompetentes y falsos.

Tito dijo...

Magnifico testamento y analisis, Fernando.

Basta de Alexis. No hay que dejar convertir una NADA en noticia; dejemos al menos que el dato se convierta en una noticia con sustento factico primero. Y esta no lo es. No hay nada firmado, nada vendido ni comprado todavia. Pero de los escandalos pendientes, es decir, de BTR, Petroaudios, ISIS, FONASUR, COFOPRI, Comunicore, los cupos cobrados durante 5 años por los presidentes del Congreso, el PJ de Vega Vega, Collique y todas las demas cutras no dices ni pio de sustancia. Todo se esta manejando desde una perspectiva sensacionalista.

Seria bueno recordarle a la ciudadania con que GRAN bagaje nos deja Garcia que esta que se juerguea por todo el Peru CON NUESTRA PLATA, diciendonos que es un gran presidente y mandando a Mauricio Mulder y Aurelio Pastor a decir la barrabazada de que este es el mejor gobierno de la historia. ¡Hay que poner el freno! Es mas, hay que arriesgarse a calcular el monto del botin robado y su costo. Existe una ciencia que se llama contabilidad, en el Peru hay que empezar a usarla, por Dios Santo.

En medio de las denuncias de Giannotti en el caso BTR, pasó inadvertido que el juez Sequeiros sostuvo que no tomará en cuenta el contenido del llamado disco espejo e indicó que eso ya se había definido en la resolución que la 2da Sala Penal para Reos en Cárcel emitió el 25 de mayo. El fiscal García señaló que eso era falso y planteó un recurso de nulidad contra la sala por no dejarle formular preguntas sobre tal disco. Lo que demuestra que Siqueiros está dispuesto a permitir cualquier declaración escandalosa pero no actuará jurídicamente sobre los indicios, la evidencia y las pruebas. Circo sí, investigación, pruebas contundentes, la verdad de los hechos y el severo castigo a los culpables no.

Sobre todo con los peces grandes escondidos, los titiriteros, libres. Eso se llama encubrimiento judicial y es penado por la Ley.

El dia que se calcule el impacto de la corrupcion institucional del Estado, reconoceremos al Peru como el paraiso de las oportunidades desperdiciadas y la riqueza ilicita de los pobre diablos.