miércoles, 19 de marzo de 2014

Una crisis política positiva.


Aunque parezca una contradicción en sí misma, la grave crisis política que se generó el viernes pasado con la mayoritaria abstención de los congresistas que supuso no darle el voto de confianza al gabinete hasta el lunes, termina siendo, visto en perspectiva, un momento positivo de la vida política peruana.
Recapitulemos lo que pasó: el gabinete Cornejo -emergido de la crisis absurda y auto generada por el gobierno, y muy en particular, por la desatinada intervención de la primera dama desautorizando a Villanueva el efímero predecesor- decidió adelantar su presentación 10 días antes de que se venza el plazo.
Todo hacía suponer que ya tenían conversados los votos necesarios para obtener la confianza en el Congreso VER MÁS