jueves, 4 de agosto de 2011

¿PORQUÉ TIENEN QUE JURAR EL CARGO LOS PRESIDENTES, MINISTROS Y CONGRESISTAS?/ León Trahtemberg


A propósito de la sanción a  Martha Chávez por el lío en el Congreso respecto al  juramento -válido o no- del presidente y los vicepresidentes, y el juramento  distinto de los ateos, los agnósticos, los creyentes de distintas religiones, etc. teniendo como telón de fondo el evidente incumplimiento de presidentes, ministros y congresistas con aquello que juran o enuncian en sus discursos y promesas, me pregunto ¿porqué tienen que jurar para asumir sus cargos los presidentes, vicepresidentes, ministros y congresistas?
Para empezar, y sin ánimo alguno de mortificar a los creyentes católicos que suelen ser la mayoría, la escena de colocar “a priori” un crucifijo y retirarlo si es que el que va a jurar no es católico ya implica señalar al que “es diferente en  razón de sus creencias privadas” lo cual no guarda relación con el espíritu de un estado que proclama la igualdad legal entre credos, ni con la inclusión que    no debería hacer sentir diferente a ninguna minoría.    
Por otro lado, en un estado secular, una vez que los funcionarios son designados ó electos según lo que manda la ley, debería bastar que reciban sus credenciales de la autoridad competente para que en la fecha que señale  la norma empiecen a ejercer como tales.
Para el caso de los creyentes, cabe preguntarse ¿no se estará malbarateando   el nombre de Dios, cuando se reclama que hagan ese juramento ante Dios los funcionarios que no serán sancionados terrenalmente por incumplir lo jurado o  prometido -que también es una especie de juramento hecho a los seguidores-?
Los defensores del juramento dirán “la rendición de cuentas ante Dios por las trasgresiones quedan en la conciencia de cada uno”. Pero por otro lado,  quienes creemos en Dios sabemos que Dios no necesita esos juramentos para  evaluar los méritos y la calidad  ética de las personas.
Por lo tanto, si todo queda en la conciencia de cada uno ¿En qué cambia esa  conciencia el hecho de hacer ese juramento? 

6 comentarios:

Peter dijo...

buena...

LINO ESTRADA dijo...

ME PARECE CORRECTO EL PUNTO DE VISTA DE LEO,ADEMAS SOLO ES PARTE DE UN PROTOCOLO,DEBERIA TOMARSE COMO TAL Y NO COMO UNA VERDAD ABSOLUTA,LO QUE HAY DETRAS DE LO QUE JURAMENTA ,LO QUE SE INTERPRETA DE ESTE ,ESE ES EL PROBLEMA Y NO EL JURAMENTO ENSI

sergio dijo...

Me extraña la pregunta que encabeza un artículo demoledor de lo que es la tradición judea-cristiana del juramento, práctica que reina en la polìtica y en los procesos judiciales. La respuesta es muy sencilla, juramentan por que así lo manda la Constitución. Si esto ya no se quiere, pues "a eliminar el juramente se ha dicho", aprovechen el cambio constitucional que ya se advierte.

Alex dijo...

El juramento (o promesa, como el caso de Siomi Lerner) debe ser por la patria y el pueblo peruano (en el caso del presidente y los congresistas)y dejar tranquilo a Dios y los "santos evangelios"; asi se evita el sesgo catolico, importado desde Espana.

Raùl De Lama dijo...

No sería entonces necesario legislar para que quienes no cumplan su juramento reciban las sanciones que merecen por bocones?.
De esta forma veremos juramentos más sobrios, serios y menos grandilocuentes

Ricardo Villanueva Meyer dijo...

Estimado señor Trahtemberg, a ver si me ayuda a recordar pero mi memoria no registra la juramentación en la sesión solemene de cambio de mando del 2006 de Giampietri o Mendoza, ni el el 2001 de Diez Canseco o Waisman ¿los vicepresidentes han juramentado antes? porque en estricto ellos no cumplen función alguna hasta que no reemplazan al Presidente.