viernes, 9 de septiembre de 2011

MÁS DEL CIUDADANO “DEDO”/ FRANCISCO BELAUNDE MATOSSIAN

                                              
El diablo está en los detalles, según una vieja expresión. Una versión actualizada, laica y muy peruana sería: la mecida de las autoridades  está en los detalles; en esos datos  que aburren y que da flojera mirar; aquellos en los que nadie repara y que están escondidos tras los bombos y platillos y los discursos generales y huecos.
Así por ejemplo, la página web del Ministerio del Interior, tiene un ícono con el título “Lucha contra la corrupción”. Cuando uno ingresa a ese rubro, hay otro denominado “Qué estamos haciendo”. Hasta acá,  la cosa promete. Eso es exactamente lo que necesitamos saber para un buen seguimiento. Lamentablemente, lo que leemos después es decepcionante. Así, se dice:
“ ….los distintos órganos conformantes del Sector vienen desarrollando una serie de actividades….
Entre las principales actividades desarrolladas, podemos mencionar:
…. Mejoramiento del sistema de abastecimiento de combustible para vehículos policiales a través de tarjetas electrónicas”.
No hay ninguna precisión sobre qué se ha hecho concretamente para ese supuesto “mejoramiento”.
No pues; lo que se tiene que indicar es: la numeración y fecha de la resolución o directiva que ordena el mejoramiento, la que convoca a licitación para la adquisición de las tarjetas, y así sucesivamente, hasta llegar a la implementación del programa, luego de lo cual, por cierto, viene la evaluación del mismo. Es decir, nos tienen que contar la película entera y al detalle, para que la persona interesada y los ciudadanos “dedo” estén plenamente enterados. De otro modo, estamos ante una tomadura de pelo. No nos están informando de nada.
Ciertamente, la nueva administración recién se instala, y hay que darle tiempo para que ordene las cosas, pero tampoco demasiado. Esa página web tiene que ser reformulada lo más pronto posible, como una herramienta fundamental para la transparencia y la lucha contra la corrupción.  
Tendrán que incluidas en esa página, las acciones tomadas últimamente.  Así, nos hemos enterado a través de la prensa, que el ministro del Interior, ha emitido un memorándum dirigido a las comisarías, en el que se prohíbe, entre otras cosas, el hurto de gasolina y del rancho de los policías, el cobro de cupos para patrullar, etc. Al margen de que resulte curioso, que sea necesario prohibir prácticas que, de por sí, constituyen delitos, lo que se tiene que hacer es indicar el número y fecha de ese memorándum, y las acciones que, se supone, se irán tomando para su aplicación, así como una evaluación de los resultados. Si, dentro de unos meses, no hay nada, sabremos que ese memorándum, divulgado a través de la prensa, habrá sido otra burla a la ciudadanía.
Entiendo, por diversos comentarios, que el nuevo ministro es una persona seria y con buena voluntad. Esperemos que lo confirme con hechos y que tenga las fuerzas y la constancia necesarias para domar el tremendo toro que tiene al frente.
Obviamente, lo señalado es aplicable a todos los demás sectores del aparato estatal.