miércoles, 6 de mayo de 2009

AL PARECER NO LOGRARON SUS OBJETIVOS/ Carlos Basombrío Iglesias


Todo parece indicar que la gigantesca campaña mediática del fujimorismo y su entorno para descreditar la sentencia a Fujimori no logró sus objetivos

Ya en la encuesta nacional de IPSOS Apoyo, las respuestas a la pregunta sobre si se estaba de acuerdo con los 25 años en prisión fueron muy diferentes al gato por liebre que quiso hacernos tragar uno de los tabloides fujimoristas dos días después de la sentencia. Resulta que lo que encontró IPSOS Apoyo fue que el 70% lo considera culpable y 27% inocente. En ese 70% están incluido los que piensan que la sentencia debió ser menor (25%), pero también – y son incluso más que los anteriores-  los que piensan que 25 años ¡fue poco! (26%).

Ahora la encuesta de la Universidad de Lima confirma el mayoritario apoyo a la condena a Fujimori.

¿Cuál debería ser la sentencia en segunda instancia? Sólo 11,6% pide que lo absuelvan. En cambio 52,9% pide confirmar la sentencia y un 27,3% adicional quisiera una rebajita pero que siga condenado. 7,3% pide declarar nulo lo hecho y empezar de nuevo a juzgarlo. En suma, el 70% de IPSOS Apoyo a favor de la condena sube ahora en Lima al 80%.

Hay más. En un país donde el Poder Judicial tiene la peor de las imágenes, un notable 47,2% dice que primó un criterio de justicia al dictar sentencia; asimismo, al vilipendiado juez San Martín lo apoya el 57,4%.

Es obvio que Keiko busca medrar con la sentencia a su padre y la mayoría de la gente se da cuenta. 53,5% dice que la sentencia la beneficia y un 38,2% que no. Es indudable que jugando al papel de la hija buena que lucha por su papi – y con la inmensa ayuda de los grandes medios de comunicación-  ha obtenido réditos políticos importantes.  Pero esta nueva encuesta empieza a relativizar también eso un poquito. La Universidad de Lima pregunta qué político le inspiran más confianza y es verdad que Keiko sale bien, pero 14,7% tampoco s como para saltar de alegría. Después de todo el “mudo” Castañeda está muy por encima con 21,7% y Toledo (9,7%) y Lourdes (9,6%) no andan muy lejos y sin hacer campaña.

Los fujimoristas aben que el juicio que viene por el robo de US 15 millones dólares al Estado para pagarle una “CTS” a Montesinos será demoledor para Fujimori. Para empezar porque las pruebas son abrumadoras y, además, porque dictador que roba es para mucha gente peor que dictador que mata (paradojas de la naturaleza humana).

Los fujimoristas ya no van a jugar limpio en los juicios que se vienen y van a tratar de patear el tablero. El pedido de recusación de los jueces tiene un doble propósito deslegitimarlos y dilatar los procesos. Es que después del los 15 millones vienen otros juicios, también demoledores políticamente hablando, ya que versan sobre otros  casos de saqueo del Estado.

¿Lograrán sus objetivos? El tiempo dirá. Por ahora sólo constatar que en la batalla política por la interpretación  de la sentencia han sido sonoramente derrotados. 

2 comentarios:

Edgardo Alarcon Leon dijo...

Carlos, yo no me siento confortable con el pensar y devenir de las encuestas. Nosotros como parte de la masa crítica debemos de una buena vez aceptar que nuestra sociedad necesita de un debate intenso sobre procesos y acciones de modernización que nuestra sociedad necesita. Como bien sabemos “una golondrina no hace la primavera” tampoco una sentencia -por cierto muy proba- no hace que el Poder judicial haya cambiado en integro. Sabedores somos que hay aun muchos “ladinos” que en vez de estar pululando en los pasadizos del poder deberían de estar sentados en el banquillo de los acusados. Estas secuelas indican que si no ahondamos el debate sobre hechos concretos indicando que el Perú -en nuestra actualidad- necesita de una gran re-ingeniería social, económica y educacional, el resultado de las próximas elecciones será la elección de otro mal menor y el Perú continuara en el descalabro social-económico-educativo en el que nos encontramos.

Luis Enrique dijo...

Señor Basombrío:

1. Creo que debemos tener mucho cuidado con las encuestas, y con las encuestadoras, porque no hay que olvidar el papel importantísimo que juegan en la vida política nacional.

2. Sin ir muy lejos, cómo olvidar a las CPI, Apoyo y Datum de la época fujimorista, que eran piezas clave para confirmar o desacreditar el sentir nacional. Curiosamente fueron las únicas fuentes de manipulación mediática que no fueron tocadas con la caída.

3. Ahora pasa lo mismo pero con otras (si es que podemos llamar a Ypsos "otra"). El peligro es que, si admitimos creerles algunas veces y otras las acusamos de orientación intencionada vamos a caer en el juego que ellas quieren: decir cinco verdades para infiltrar de vez en cuando una mentira. Esa es la base fundamental de toda estafa: ser creíble casi siempre, salvo el día del gran golpe.

4. Por eso insisto en que debemos cuidarnos de esta estratagema pues en cualquier momento aparecen las cifras clave que nos van a decir: "la mayoría opina que al señor presidente se lo debe reelegir", o, "la mayoría piensa que Keiko es la mejor opción de gobierno".

5. Particularmente recomendaría que toda mención a una encuesta sea vista con pinzas y haciendo siempre esta salvedad: de que es posible el peligro de orientar las encuestas después de decir mil verdades.

Muchas gracias