lunes, 25 de mayo de 2009

EL FUTURO DE KEIKO/ Jorge Bruce


En un documental sobre la fotógrafa Annie Leibowitz, quien fuera pareja de la escritora Susan Sontag, se retrazan las diferentes etapas de su carrera. Inicialmente se dedicaba a personajes del rock. En la actualidad trabaja para Disney, componiendo situaciones basadas en las películas de la trasnacional, recurriendo a estrellas del cine, la canción o el deporte. Pero el hilo que une los diversos hitos de su ya considerable trayectoria, es una capacidad asombrosa para captar la esencia de los personajes retratados (cualidad que ella niega, alegando que se limita a apretar el obturador cuando le parece el mejor momento). Así, cuando tomaba fotos para la revista Rolling Stone, hizo una secuencia memorable de la cantante Patti Smith. Al ver la expresión de su rostro, la intérprete folk comentó que inicialmente –años atrás- le había extrañado y no se había reconocido del todo. Sin embargo, con el paso del tiempo, explicaba al autor del documental, lo insólito es que había terminado teniendo el rostro de la fotografía.

Ciertas imágenes tienen esa virtud: capturan la fugacidad de un ser y la inmovilizan para nosotros. Aquello que dicha persona oculta, en ocasiones sin saberlo. O, como se dice en psicoanálisis, lo que no sabe que sabe. En el caso de la Smith, tuvieron que pasar años para que ella se encontrara con esa persona que todavía no sabía que sería, o que acaso ya era. Pero al fin se convirtió en ella misma.

En esta fotografía de Keiko Fujimori es difícil saber si lo que se ve es lo que ella misma no sabe que es o quizás aquello que la aguarda. Haciendo el esfuerzo de abstraer por un momento el contexto en que fue tomada, es decir las acusaciones de corrupción vinculadas al dinero que Montesinos le entregaba en efectivo a su padre, entonces Presidente del Perú, quien a su vez lo repartía entre ella y otros miembros de su familia, es interesante preguntarse lo que la imagen muestra.

Hay cierta malignidad en la expresión, que no suele encontrarse en la cara redonda y por lo general afable de la congresista candidata. Incluso cuando se presenta enfadada, como cuando la condena de su padre, tiene algo de bondad que atenúa la dureza de sus emociones. Pero en esta fotografía hay algo que asusta. Es como si en un instante de inatención, hubiera aflorado algo real que sus rasgos pícnicos suelen disimular entre los pliegues de su cara. Pero los fotógrafos acechan como aves de rapiña y pueden caer sobre sus presas en un segundo fatal (eso que la Leibowitz hace sin pensarlo). Algo análogo sucedió con Eliane Karp en la memorable foto con el puño en ristre, en el Banco de la Nación, ante la mirada consternada de su marido, el entonces Presidente Toledo, o el actual mandatario, Alan García, en ese baile de derviche arrebatado que todos recordamos.

El punctum –como diría Roland Barthes- de la foto se encuentra, me parece, en la parte superior de la misma. Si dividimos la imagen por la mitad, es decir por la línea ecuatorial, la sonrisa sola tiene la afabilidad y el encanto que por lo general configuran una agradable placidez en el rostro de la ex primera dama. Pero si nos concentramos en la parte superior, es decir en los ojos y el ceño, entonces nos encontramos con una impresión que desmiente la anterior. Aquí asoma una ferocidad que no le conocíamos. Este efecto se ve reforzado por lo oblicuo de la mirada y lo inexpresivo de sus ojos. De hecho, la expresión proviene sobre todo de la movilidad de los rasgos. Si se observa el círculo conformado por los pómulos, las cejas y al centro el espacio entre la nariz y los ojos, hay una circulación dinámica perturbadora. Paradójicamente, parece una máscara, solo que ésta muestra lo que suele esconderse. Si se la mira fijamente, puede llegar a ser insoportable. Esto es ajeno a la energía o la firmeza. Es una agresiva determinación en marcha, que este psicoanalista solo puede calificar de anal.

Ahora es preciso retomar el contexto que habíamos hecho a un lado.

Es imposible dejarlo totalmente de lado, a decir verdad. No podemos dejar de asociar esa cara con las acusaciones de corrupción. Entonces parece que nos estuviera diciendo algo terrible. Ahora estamos muy lejos de esa muchachita embarazada que lucha por liberar a su padre, injustamente encerrado por un país ingrato.

Esa presencia del mal es algo que muchos sospechamos tras la  fachada de hijita que se inmola por la liberación de su padre. Como si esa expresión nos advirtiera, amenazante: ni piensen que me van a agarrar con esas cuentas montesinistas (donde nos reencontramos con el aspecto anal retentivo; algo similar comenté, en su momento, sobre la citada foto de Eliane). Admito que esa percepción puede ser una proyección de mis deseos de ampayarla en falta. Pero entonces, ¿por qué lo que siento no es satisfacción ni diversión sino inquietud y turbación? Acaso porque, en este caso, lo premonitorio, como en la foto aludida de Patti Smith, nos atañe a todos. Como si esa foto nos anunciara lo que nos aguarda… si no hacemos algo al respecto.

12 comentarios:

Luis Enrique dijo...

Señor Bruce:

1. Pero tiene usted que admitir que la naturaleza es pródiga en opciones; lo que después decidan hacer las sociedades con ellas ya no es responsabilidad del individuo.

2. Nadie, por más que quiera, puede hacerse a sí mismo querido ni popular. Eso solo surge producto de muchos factores, la mayoría dentro de un fenómeno histórico. Entonces el problema no es cómo es tal o cual persona, sino porqué ella es vista de determinado modo.

3. Los líderes no nacen: se hacen. Son los acontecimientos los que los crean, y si hoy el Perú cree que la opción Keiko es la adecuada entonces el análisis debe recaer en los peruanos, no en los Montesinos o Fujimoris pues éstos siempre los habrá.

4. Por qué hombres y mujeres probas, honestas y de ideales actualmente no son vistos como posibilidad es lo que nos debería hacer pensar. En mi opinión, no es un tema únicamente del Perú sino que existen intereses y fuerzas muy grandes que requieren que nuestro país se oriente hacia una determinada línea por razones geopolíticas (no permitir que se sume a la corriente chavista, por ejemplo). Creo que eso es lo que está pesando más hoy en día y los medios de comunicación son los que reflejan esta situación con muchísima claridad.

Muchas gracias.

Roberto dijo...

Añádase al análisis de la foto y el rostro y el gesto, el hecho que la Sra. Fujimori se ha operado los ojos (se los agrandó para tener ese efecto anime de los ojos grandes, tiernos, que expresarían bondad y pureza, según dicho lenguaje gráfico).

Saludos

José Carlos Maguiña dijo...

.
Dr. Bruce, es un gusto leerlo.

El análisis que hace de la foto de la Sra. Keiko Fujimori de Vilanella es esclarecedor: Si eso supieran la mayoría de peruanos nos ahorraríamos tantos disgustos.

Según las tendencias; parece que la mamá (algo errática), el papá (cobardón, calculador y autoritario) nos han legado un gran problema que una sencilla foto nos está desvelando: Una personalidad maquiavélica, cínica, sinverguenza y angelical. Y sobrina de Vladi!!!

Qué haremos?

Atte. José Carlos Maguiña.

PS: No me diga que no podemos hacer nada y que confiemos en la "Democracia" y la "Justicia" y "los electores".

cecilia dijo...

Lo que esta claro es que cuando a un pais lo dirigen personajes tan maquiavelicos es que se esta posicionando para logros iguales,y claro bajo la batuta de personajes de la misma calana.Por otro lado y justamente es cuando las poblaciones estan mas preparados para participar, y que por esto ,el metodo para convencerlos sea rodeado de manipulaciones acompanadas de autoritarismo y doble moral.
No quiere decir mas que que hay un grupo de personajes que para nada quieren el bien comun, ni repartir bien lo que se espera , todo lo contrario buscan con esto mover el pais pero que al final la mayoria queden culpables, hasta de haber sido manipulados,utilizados, explotados y etc. etc. etc., pero cuando se acompana de violaciones a tratados y otros valores logrados, hay un desequilibrio en contra de la mayoria que frente a esto se le hace dificl elegir bien.
El Fujimorismo es el maltrato hecho institucion con todas sus armas y consecuencias, y frente a eso ¿que hacer?¡plop! exijo explicacion...
Lo que si que las empresas estan ya esperando salir corriendo a la carrera por ganarse el mercado peruano si nos volvemos babosos consumidores sin metas mas que la estupides del consumo para hacer ricos a los que ya se la saben todas y son mas competentes y ambiciosos, por lo tanto ¡plop! solo nos diran para que se dejan pues tontos!
Que asco de verdad!
saludos.

cabinero dijo...

y la foto aparecio asi por asi, por arte de magia ?

Pablo Fernando Editor dijo...

Lo único que a mí se me ocurre y pensando en Roscharch, es ver a un puerco esperando su coronta de choclo.

Fabber dijo...

"Esa presencia del mal es algo que muchos sospechamos tras la fachada de hijita que se inmola por la liberación de su padre."

Por favor ¡¡¡el mal!!! esto solo es combustible a los detractores del psicoanálisis. Este artículo está en el mismo nivel de perspicacia de MVLL cuando dice que contemplar una segunda vuelta entre Ollanta y Keiko "no debe ser ni siquiera una hipótesis de trabajo".

Oe dijo...

jajaja

Ludwig Hayeko dijo...

Lamentablemente, en el Peru -y quizas tambien en el mundo- la estupidez es un fenomeno repetitivo y constantgemente se manifiesta en casi todo orden de cosas.
Sin duda, en el sub-mundo de la politica de nuestra patria, la estupidez hace rato que es paradigmatica. Y encima, o como dicen los ingleses, adding insult to injury, el voto es obligatorio!

Roberto Miranda dijo...

Muy interesante el psiconanálisis de un photo-shop. Sigmud Freud debe estar revolcándose en su tumba.

ana maria garcia dijo...

Acabo de encontrar este espacio y me felicito por ello. Quisiera contactar con la mayoría de ustedes pues deseo invitarlos a la conferencia de la Doctora Paz Moreno Feliu, que estoy segura, muchos de ustedes ya conocen, pues es antropóloga (especialidad de antropología económica) quien nos ofrecerá una conferencia gratuita el jueves 11 de mayo, sobre el tema de Racismo y Xenofobia en el Centro Español (Avda. salaverry 1910 Jesús María)
Me es grato invitar a todos ustedes y a sus lectores y si desean una reunión personal con ella por favor me llaman al teléfono 999402997. Soy la Directora de la UNED en Lima.
Ana María García Silva.

juan bautista dijo...

SEÑOR BRUCE.BUENO QUIEN ESCRIBE NO PERTENECE A NINGUN PARTIDO POLTICO PERO SI CUMPLO CON MIS DEBERES COMO CIUDADANO PERUANO CON TODA SUMISION Y HONRA.EL MOTIVO ES PARA HACER PUBLICO CON MESURA QUE EN BREVE EL PERU MARCARA LA DIFERENCIA ATRAVEZ DE LOS SIGLOS YA QUE POR VOLUNTAD SOBERANA Y DIVINA TENDREMOS A UNA MUJER YA UD SE IMAGINA A QUIEN ME REFIERO COMO PRESIDENTA.MIS PALABRAS NO SON MISTICAS NI PITONISAS,NI MUCHOS MENOS TRATO DE HACER PROSELTISMO POLITICO,UD Y LOS LECTORES SE PREGUNTARAN EN QUE SE BASA MIS PREDICCIONES QUE NOS HUMANAS SINO DE CARACTER DIVINAS.ESTO LO RECIBI EL DIA 23 DE SETIEMBRE A HORAS 3,30 A,M.CUANTO ME GUSTARIA QUE ATRAVEZ DE SU HONORABLE PERSONA SEÑOR BRUCE ,PODER HABLAR PERSONALMENTE CON LA SEÑORA KEIKO NO CON EL AFAN DE SACER VENTAJA O PEDIR FAVORES SINO PARA HABLAR ALGO MAS CON ELLA.PORSUPUESTO QUE ESTO ES ALGO MUY SERIO Y FORMAL.HASTA PRONTO MUCHAS GRACIAS.