lunes, 24 de noviembre de 2008

21 SOLES Y EL PERÚ / Augusto Ortiz de Zevallos

Acabo de cancelar con el quiosco de mi barrio mi suscripción a Perú.21, que me costaba 21 emblemáticos soles al mes (30 veces 70 céntimos). Ese era el precio mínimo e irreemplazable de un valor mucho mayor, hoy perdido.
La libertad de pensamiento, la laicidad, la inteligencia, la información, la opinión. También la irreverencia, el humor, la descreencia en pompas y boatos. Respetar al lector y no darle catecismos ni chismes ni banalidades perfumadas.
Desde la tarjeta roja de sus dueños a su director, este triste despropósito que ha pifeado el estadio entero porque sabe y huele a esos penales, tiros libres y off-sides regalados que los futboleros peruanos conocemos, PERU.21 es una parodia, de la que se han bajado casi todos los columnistas regulares. Yo he sido uno irregular, amateur y esporádico y quizá no me corresponda renunciar. Nunca cobré, nada me deben. Pero me bajo, porque además ya ni me podría leer. Ni yo mismo ni quienes me interesaba que me leyesen, los lectores del Perú.21 previo a este fantasma, que eran muchos y sumaban una apuesta por el Perú joven, nuevo, distinto, mestizo y plural.
Lectoría que esta estupidez pierde y que nos devuelve al viejo sabor mediocre, rancio y pretencioso del periodismo feudal. Fue el primer logro (y no solamente intento) de una lectoría plural en edades, nivel económico, procedencia, estilo de vida.
Lo fue tanto que fue frenado para que no hiciera competencia a otros periódicos de su grupo, bastante más caros y vacíos. Todo esto, además de agredir nuestra inteligencia es por ello un absurdo empresarial. Habrá menos lectores, menos credibilidad.
Solamente lo pueden explicar cuentas hechas en otros territorios de interés.
El nombre del diario desmantelado aludía evidentemente al siglo 21 en que deberíamos estar y al próximo centenario de nuestra independencia que así se anuncia mal (el anterior se celebró con fachadas de cartón piedra en la Plaza San Martín).
Nos quedamos sin una herramienta importante para que haya cambios y no solamente escenografías. A ver más de lo mismo.
Solamente añado la nostalgia que hoy tuve de cuando hace más de cuarenta años, seguía semanalmente el ritual fascinante y sabio de la escultora Cristina Gálvez, a quien le llegaban por barco, con un mes puntual de atraso, los periódicos hebdomadarios que leía: El Nouvel Observateur y el Canard Enchainé.
No leía ninguno peruano. Tampoco veía televisión. Prefería el oxígeno al aire enrarecido. Y así Cristina se enteraba un mes después de que habían llegado a la luna, por ejemplo. Pero ese mes de tardanza le daba décadas de adelanto en saber vivir, entender, crear y pensar.
Que PERU 21 no descanse en paz. Que la libertad de pensar, informar y opinar tampoco.

9 comentarios:

_Dr_G_ dijo...

Bueno comparto su pesar, y me he sumado a la campaña de no comprarlo más. Pero no se desanime, aquí tiene Ud un espacio Compartido que irá creciendo cada vez más, y tal vez tome un tiempo pero éste espacio llegará a oídos de algún inversionista y pronto estarán calentando las madrugadas con la frescura del amanecer y el rocío de la palabra puesta como el pan de cada día. Saludos...

GUILLE da MAUS dijo...

Habría que ver si el exito de ventas de Perú21 estaba en su director y sus columnistas. Es de esperarse que haya un bajón en las ventas debido a la "anticampaña" de la cual es objeto ahora. Sin embargo preveo que se recuperará. Peru21 tiene un buen formato.

Mientras no se demuestre que la "decisión empresarial" del grupo El Comercio no fue libre, entonces no hay mucho que censurar. Siempre es lamentable que un periodista prestigioso y reconocido pierda espacio. Pero eso no significa que este vetado ni impedido de iniciar otra empresa o proyecto similar. Capital político lo tiene a montones. Apoyo igual.

Ricardo Alvarado dijo...

Es sólo un puñado de lectores menos, dirán los sabios del grupo El Comercio. Pero yo me pregunto si acaso han tenido el sentido común de preguntarse si el lector de centro-izquierda necesita un diario de derecha más. Para eso ya está Correo (y, para los más cavernarios, está La Razón).

Supongo que en El Comercio pensarán que el público de centroizquierda no compra diarios o que, antes de comprar La Primera, preferirá el pan con torreja que es el Perú 21 de hoy. Craso error. Apuntar a la despolitización de los periódicos sólo conducirá a la radicalización del lenguaje político -¿o no recuerdan el éxito del primer "Liberación"?-.

En fin, es cosa de ellos.

nilton2hp dijo...

Estimado Augusto, ahora solo veo la pagina web para chekar a Yerovi y Heduardo... justo en la presentación del día viernes 21 (Hu Jintao) donde una vez más protesta por AAR, mandé mi comentario al estilo de su artículo, pero el siguiente mensaje me pronosticó que no lo publicarían y así fue:
Gracias por comentar.
El comentario que envió fue recibido y está retenido para su aprobación por parte del administrador del weblog.
Pero acá te mando mi comentario para que no me tapen la boca:

Magistral mi estimado Nicolás!
por ti y Heduardo entro acá
porque Rada no va más
permitir la libertad
de este diario tal genial.

Todos fugan pues la peste
se contagia y eso apesta
como Rada en El Comercio
que se pudre y se avieja

Yo sugiero un nuevo nombre
a esta cría de El Comercio,
¡Rata.21! es la voz
que figura en mi altavoz.

Y a mi amigo Augusto yo le digo
que siga tu consejo,
para que no se vuelva viejo
que saque un diario más pendejo.

Martin dijo...

Una verdadera lastima, yo compraba el diario justamente por la direccion de usted don augusto y por la variedad y pluralidad de columnistas, conocidos y prestigiosos. No soy de sumarme a campañas, sin embargo he dejado de comprar el diario Peru 21 porque siento que lo que venden ahora es un verdadero fiasco, y sinceramente no tengo higado para comprar otros diarios, excelente la idea de hacer este blog, desde ya uno de sus mas asiduos lectores

Martin dijo...

Una verdadera lastima, yo compraba el diario justamente por la direccion de usted don augusto y por la variedad y pluralidad de los columnistas, conocidos y prestigiosos. No soy de sumarme a campañas, sin embargo he dejado de comprar el diario Peru 21 porque siento que lo que venden ahora es un verdadero fiasco, y sinceramente no tengo higado para comprar otros diarios, excelente la idea de hacer este blog, desde ya uno de sus mas asiduos lectores

sans-culotte dijo...

Comparto el pesar por lo sucedido con el diario. Me solidarizo con AAR y le agradezco y felicito por lo que hizo por lectores que, como yo, no tenían interés en diarios que, hasta antes de aparecer Perú21, llevaban la marca de agua del horror de la década pasada. Ahora sólo veo la página web del diario para leer los artículos de Guillermo Giacosa, Esther Vargas y el Dr. Maestre. Me enteré del blog gracias a la Sra. Rosa María Palacios a quien, creo yo, deberían invitar a participar en él. Finalmente, y a riesgo de parecer un atrevido, me arrogo el derecho -que creo me lo da más de cuatro años de lectoría- de pedir que busquen la forma de incluir en el blog a Gregorio Martínez, Alonso Cueto, José Miguel Oviedo y Giovanna Pollarolo.

Vilma de Zegarra dijo...

Me causo gran alegria encontrar en Caretas el blog de ustedes, gracias a Gorriti. Asi podre seguir disfrutando de los articulos de periodistas de mi preferencia, que antes escribian en mi ex-periodico. Sigan asi, y fuerza.

nunezcarvallo.blogspot.com dijo...

Lauer y Zileri: No hay delito, sólo escándalo


Lamentable. Mirko Lauer y Marco Zileri plantearon la misma tesis que la rata de Rómulo León, y nadie de la mesa organizada por el Ipys (Instituto Prensa y Sociedad) que osara contestarles con inteligencia. El argumento esgrimido por los periodistas de marras es que después del petrogate todavía no hay acusaciones consistentes contra nadie del gobierno, y que Quimper y León Alegría son dos ladronzuelos que cuando más, pasarán a la socorrida historia de la picaresca nacional. ¿Y para eso hicimos tanto escándalo en los medios? Señores periodistas, coleguitas, cambiemos de agenda, el petrogate es una cojudez que solo distorsiona la vida nacional. No hay delito, solo hay escándalo, cantan a una sola voz el amigote de Alan y el director de Caretas. Pasemos la página. Hay que echarle tierra a todo este laberinto. La gobernabilidad está por encima de dos pendejos. El chuponeo es peor que el hurto agravado.


El sofisma, según el DRAE es la razón al servicio de la mentira. Y la falsedad parece ser el único norte de estos presuntos periodistas entregados al poder. La persuasión como escamoteo de la verdad. No investiguen más por favor, paremos la comisión congresal, que solo beneficia al gordo Raffo. Que no quede huella, que no, que no, dicen como Del Castillo cuando arremete contra la comisión Abugattas. Dejemos que todo se resuelva en los lóbregos pasillos del palacio de Justicia, donde los jueces tienen precio. Poco les faltaba a Mirko y Marko para pedir que ocultemos las fenomenales pruebas indiciarias. No hagamos olas que estamos regios como país. Qué vergüenza, carajo. El periodismo convertido en pantomima, los medios en apéndices del poder.


Lauer y Zileri se han sumado a las directivas presidenciales: sólo se trata de un escandalete. Quieren hacernos pasar rata por liebre, como si el disco duro de Romulito no existiera. Zileri y Lauer convertidos en operadores mediáticos de Alan Babá, tratando de echar fuego y cal al caso de corrupción más grande desde la caída de Fujimori. Ambos tratando de justificar la expulsión palaciega de Alvarez Rodrich de Perú21, de Fernando Ampuero y Pablo Obrien de El Comercio, de la voceada expulsión de Rosa María Palacios de Prensa Libre, en nombre de la libertad de empresa. Piña pe, se quedaron sin chamba. ¿Y la ética señores? ¿Y su deber de informar a los lectores? ¿Y la verdad?


Lauer y Zileri, qué duda cabe, han perdido su independencia y autonomía, de la que cacarean, cada día del periodista y se han sumado a la operación de control de daños del aprismo en esta etapa de la cacocrisis . La estrategia del gobierno se da en tres terrenos. En el de la prensa, y el redireccionamiento de los grandes medios, para acallar las denuncias. Pero también el apra apuesta ahora por una represión indiscriminada contra la oposición, basada en la fantasmal computadora de las farc que sobrevivió incólume a los obuses que mataron a Reyes. Por último, con Giampietri y compañía urden las nuevas disposiciones legales para disolver ONGs y acusar a los acusadores. El ataque a los honrados como defensa de los corruptos. El mundo al revés.


No se puede se vasallo de dos señores, don Mirko. O la verdad o el poder. Tienes que optar., Marko. Si tanto les gusta la cercanía a Palacio, conviértanse en asesores pero no mientan, no se sumen a sicosociales de rateros, ni ensucien la profesión dirigiendo medios. No pretendan justificar lo injustificable. El sofisma tarde o temprano es refutado por la realidad, y ustedes quedarán por siempre como los Crousillat, los Schutz o los Winters del alanismo. No pretendan ocultar el sol con una pluma.

Para terminar, una recomendación de Ryzszard Kapuscinski: La mayoría de la gente de este mundo vive en muy duras y terribles condiciones, y si no las compartimos no tenemos derecho, según mi moral y mi filosofía, a escribir. Y desde el poder es imposible responder a este ideal ético.


post scriptum:-También es cierto que Mirko y Marko no estarían diciendo tanta sandez si el juez Barreto, decidiera abrir al dominio público todos los petromails. El sigilo en este caso sí atenta contra la gobernabilidad. Se imaginan si los vladivideos no hubieran sido expuestos al escrutinio público lo que hubiera pasado.

ver mas en http://www.rodrigonunezcarvallo.blogspot.com/