jueves, 20 de noviembre de 2008

PROPOSICIONES / ¿POR QUÉ SOMOS LOS MÁS PESIMISTAS Y DESCONTENTOS DE TODO AMÉRICA LATINA?/ Carlos Basombrío Iglesias

El caso peruano debe ser único en el mundo. Van dos gobiernos sucesivos en donde el crecimiento del PBI tiene cifras muy cercanas a las de la popularidad presidencial. Hubo momentos en que el gobierno de Toledo no pasaba del 8% de aprobación y ya el crecimiento del producto estaba por 5%. Con García empieza a repetirse la historia. En septiembre el crecimiento fue de 9,92% y el presidente andaba por debajo del 20%.
Todas las encuestas dan cuenta de un malestar enorme en la población que va a contra corriente de nuestras notables cifras macroeconómicas. ¿Es así en otros países? Acaba de salir la encuesta Latinobarómetro 2008 que recoge, como todos los años, opiniones de 18 países de la región, con técnicas y preguntas comparables hechas por encuestadoras serias. (IPSOS APOYO, en el caso peruano).
Los resultados son impactantes. El Perú es de todos los encuestados el país que más ha crecido en los últimos años y el que, según todos los pronósticos, tendrá el mayor crecimiento el próximo año (“estamos blindados”). Pues a la pregunta de si se mira el próximo año con esperanza, las respuestas positivas están encabezadas por Paraguay con 83%, seguidas por Colombia 79%, Brasil 73% y Panamá 68% . Luego viene una recatafila de países. Ya por el fondo de la tabla están Bolivia 47%, Guatemala 44%. ¿Quién está último? Perú con 44%.
La dimensión económica de esa desesperanza se puede ver en las respuesta a otras preguntas. ¿Piensa que la situación económica será mejor el próximo año? Paraguay está en el tope de optimismo con 78%, lo sigue Brasil 61% y Colombia 51%. Más abajo está Venezuela con 49%, Ecuador 34%, Chile 28%. ¿Dónde está Perú? Penúltimo con 22%. Si la pregunta es específicamente sobre si la situación familiar estará mejor para el próximo año, de nuevo las posiciones son más o menos similares. Arriba quedan Paraguay y Brasil, por el medio se puede encontrar a México y Uruguay y, claro, el Perú está penúltimo con 30%.
Pero el problema va mucho más allá de lo económico. Latinobarómetro 2008 pregunta sobre el nivel de cumplimiento de las leyes en su país. Arriba, al tope, en una escala del uno al diez, está Uruguay con 6,4, lo sigue Ecuador con 5,8 y Colombia con 5,7. Por el medio de la tabla andan la Argentina con 4,9 y Brasil con 4,8. ¿Donde está Perú? Último con 4,4.
¿Buen funcionamiento de las instituciones públicas? Arriba Uruguay, El Salvador y Ecuador. Último de la tabla: Perú. ¿Progresos en reducción de la corrupción? Arriba Colombia, Uruguay y Ecuador. Último de la tabla: Perú. ¿Confianza en el Congreso? Último de la tabla: Perú. ¿Confianza en los partidos políticos? Último de la tabla: Perú. ¿Aprobación del gobierno? Último de la tabla: Perú. ¿Igualdad ante la ley? Último de la tabla: Perú. ¿Valoración del voto? Último de la tabla: Perú. ¿Valoración del funcionamiento de la democracia? Último de la tabla: Perú. Hay más en esta línea en el latinobarómetro 2008 y aún cuando es deprimente, realmente vale la pena revisarlo.

La pregunta obvia es por qué.

¿Es qué tenemos un gobierno incompetente? Debe influir mucho, pero hay tantos otros por el estilo. ¿Hay injusticia y exclusión? Por supuesto, pero la hay también, y quizás más, en otros países de la región. ¿Desigualdad social y económica? Claro que sí, pero no somos los únicos y quizás ni siquiera los peores. Y así sucesivamente…
En resumen los peruanos, pese a los progresos económicos de los últimos años, somos entre los 18 países de la región, los que de lejos nos sentimos más insatisfechos con nuestra economía, nuestro Estado, nuestros representantes y nuestra democracia.
Descartemos la tesis que tanto gusta a Alan García de que somos unos desagradecidos y que no reconocemos los esfuerzos de nuestros gobernantes. Pensar así es más que una ingenuidad, una falta de respeto.
Descartemos también razones simplistas e ideológicas, ya que por encima de nosotros están países con gobiernos de todas las orientaciones, colores y diseños. ¿Qué pasa entonces? Las razones parecen ser complejas y debemos discutirlas con seriedad si queremos tener futuro.

Muchas gracias Augusto: A invitación de Augusto Álvarez Rodrich tuve el privilegio de ser columnista de Peru.21 por casi seis años, tres de los cuales escribiendo dos veces por semana. Fue una gran experiencia, tanto en lo personal, como en lo profesional. Ni una sola vez dejé de enviar mi columna. Nunca recibí la menor insinuación de modificar un contenido. Toda la relación con Augusto y sus colaboradores fue fácil, fluida, agradable. Aún cuando podría haber sido el caso, y no ser relevante para este recuento, no recuerdo ocasión alguna en que haya tenido una diferencia de opinión significativa con la forma en que Perú. 21 enfrentaba algún tema. La salida de Augusto, y peor todavía el contexto general en que se dio y la forma en que lo trataron, obligaban a quienes por él fuimos convocados a retirarnos, para dejar en libertad a sus dueños y a la nueva dirección, a convocar sus colaboradores para desarrollar la línea editorial que crean más conveniente.

15 comentarios:

Jus dijo...

Pero que esperas Basombrio, de un pueblo donde la violencia familiar, la violencia en la calle, la educacion esta entre las peores de latinoamerica, no todo es numeros...sino deberia ser sentir y percibir el creciemitno eso es mas importante---

mohomad dijo...

Que bueno saber que los columnistas éticos y centrados se hayan juntado en este blog, ya que Peru 21 cayó en las garras de la intolerancia y el gobiernismo (¿fujimorista?).

Estaremos esperando a AAR.

Relancen un diario electrónico!!!

Nunca más pienso comprar Peru 21.

Aquiles Martin dijo...

Me parece que es algo de ombliguismo por una parte, pero de ignorancia por otro, tenemos un complejo de inferioridad que viene desde q los españoles arrasaron con los incas, creemos que cualquier cosa q es extranjera es mejor que la nuestra, y lo q es peor, no tenemos ningún interés en estar -como ustedes- recolectando tantos datos y cifras.
Saludos, también debería cada uno de ustede colgar su foto en cada columna que escriban, la nostalgia me gana.

Pokemon dijo...

Carlos: Interesantes las cifras que resenias en este artículo. Dejas la pregunta abierta y me gustaría decirte que quizá la respuesta esa que somos un país "adolescente" en el sentido de oposicionista y rebelde. Quizá sucede que mantemos una actitud negativa y confrontacional con nuestros padre simbólico que en este caso sería la figura presidencial (más allá del personaje). En este país la gente consume todo lo que sea "oposición", llámese diarios o llámese noticieros o magazines, quizá condensan esta manera de ser país.

Escribiendo dijo...

El tema no solo pasa por el gobierno y las babosadas que hace.
Tambien pasa por la prensa. La prensa peruana, cada medio, representa a los 4 caballeros del apocalipsis.

Del resentimiento de los 90s nadie se ha espabilado.

Es decir, nunca supieron manejar y enseñar a la población a diferenciar lo malo de lo bueno. Siempre fue asi, pero los 90s, fue el climax.

Y si digo los 90s, digo Fujimori especificamente... ¿Por que?

Pongamos al tipo en una balanza primero y luego a la prensa.

El tipo (o su gobierno en general), reinsertaron al Perú en el mundo, lo reorganizaron, sentaron las bases y las políticas para el crecimiento de hoy y para que podamos saber quien y como roba en el gobierno (el no queria competencia en la corrupción asi que controlaba al resto), visitó cada rincón del país ayudando a que nadie se sintiera excluido, el amor por el país creció a niveles nunca antes visto, entre otras cosas... Por otro lado, una corrupción salvaje, unas políticas bien bestias (que funcionaron de manera que en ninguna otra parte del mundo se vieron resultados tan buenos, pero igual políticas bastante salvajes), una concentración en el poder de 2 personas, una exclusión política (pero no social, que desde entonces empezó a retroceder) de la "competencia" (aunque los partidos sean a mi punto de vista, mejor desaparecerlos) y varias cosas más.

Ahora, veamos la prensa.

Antes del 95, luna de miel... los miroquesada pierden un juicio por varios millones de unos terrenos en un juicio justo (y unas cosas más) frente a un pequeño y derepente, se vuelven antigobierno.

Algunos medios de comunicación odiaron siempre a fujimori, otros se voltean cuando no consiguen que fujimori trabaje para ellos sino que los manda por los canales regulares.

Acusan de comprar a la prensa, cosa que es parcialmente cierto... Si yo fuera prensa y mi gobierno tiene 75% o más de aprobación, seré tarado si me peleo con el gobierno por que la gente fanática al gobierno me deja de comprar.

La prensa acusa de todo a Fujimori (con o sin razón), luego entra un corto y desordenado y terriblemente corrupto gobierno de paniagua, que es elevado a niveles divinos por la prensa, luego entra toledo, de manera similar y tambien luego se le voltean, luego entra un alan (vs ollanta).

La prensa no es ni ha sido responsable... ni ha sido independiente, ha luchado por SU propio lugar de poder, no por informar. Ha luchado por los intereses de sus propios dirigentes y en el camino, ha destruido las ilusiones del peruano.

La prensa podría acusar a cualquiera de corrupción y delitos, que es lo correcto, pero no puede ir cambiando una historia que es clarisima para poder autojustificarse.

Fujimori era satan
Paniagua y su gente unos santos
Toledo un heroe de la libertad.

Cuando... fujimori era un megalomano salvaje que arregló al país de aquí al futuro
Paniagua era un calzonudo (eso sí, muy pero muy bueno) que se encontró con un gobierno y que fue puesto allí para que el resto pudiera regresar a robar todo lo que no robaron en los 90s
Toledo no era un heroe por la libertad, sino un tipo manipulado, un titere que le encantaba huevear y emoborracharse mientras un grupo manejaba (por suerte) bien el pais manteniendo todo lo que se hizo la decada anterior.

Una comisión de la verdad que se cargó y destruyo la parte buena de lo logrado.

Es decir, en vez de pintar a cada personaje como seres humanos, cada quien con sus puntos buenos y malos, se encargaron y se encargan de enfrentar a la población frente a por un lado las cosas buenas y por otro la mierda sin dejarles areas grises.

"CACERÍA DE BRUJAS... fujimori al paredon, no por sus cosas malas, sino simplemente por existir"

"SANTIFIQUEMOS A LOS SANTOS... paniagua en su beatificación, da igual las cagadas visibles a la luz, eso no importa, la prensa lo llama mesias"

Sigo pensando que esas encuestas, no en GRAN parte culpa de la misma prensa que ahora lo reclama.

Si no se dan cuenta señores de la prensa, ustedes educan... eduquen bien.

GUILLE da MAUS dijo...

Yo no me preocuparía mucho por las encuestas. Hay mucho de emocionalidad que, para colmo, esta prácticamente santificada por los "líderes de opinión".
Claro que todo ese cúmulo de sentimientos (encontrados) son capitalizados por los políticos de todas las tiendas. Pero si los gobiernos tuvieran que decidir sobre la base de los humores y emociones de "la mayoría", estaríamos peor que en una dictadura.

chavo dijo...

nada que ver, si nosotros somos los mas cheveres, y nos gusta vacilarnos, como en pasasmejor.com, los videos son un amte de risa, y ademas nos podemos ganara una caminetaza y los cuartos brahma que stan alucinantes. nos gusta pasarla chevere y vacilarno, para eso esta promo, que si pasa!!!

Carlos Alberto Ligarda Samanez dijo...

MI MOMENTO HOY

En el escenario actual en el que se encuentra el mundo se me hace muy complicado hallarme, los días que transcurrieron desde que ocurrió la crisis financiera mundial, desde hace casi dos meses fueron probablemente los mas difíciles en mi vida, que dicho sea de paso lleva casi la mitad de transcurrida entre sinsabores matizados de clandestinidad, que lógicamente le dan un marco sombrío a las ya casi tres décadas que lleva mi paso por este agreste camino de existencia.

Cuando escucho, veo y leo las noticias de lo que ocurre en el orbe, percibo una extraña sensación de pesimismo dentro de mi, esto se ve acrecentado por los problemas que se dan a nivel nacional y más aun por aquellos que se dan a nivel local, cuya realidad parece estar distanciada totalmente de los acontecimientos que se suceden a su entorno, debido supongo a la escasa preparación o desconocimiento de las personas que forman parte de esta geografía, pues soy de Provincia y mas específicamente de un Distrito que forma parte de las tantas pequeñas naciones con las que cuenta la sierra de este Perú polarizado, que como alguien dijo parece ser un muñeco hecho de retazos de tela de diferente tipo, en la que se entremezclaron las mas caras sedas y tules con las más humildes fibras de alpaca, llama o vicuña teñidas o no con hojas de nogal. En este abanico de posibilidades muy pocos de los que son mis vecinos se dan cuenta de lo que acaba de suceder a nivel global, seguramente que yo estaría en su misma situación de no haber sido parte de un prologando período de desempleo que me toco experimentar por estas épocas, sea esto por decisión personal o por la escasa posibilidad de conseguir trabajo como ocurre casi siempre a fines de año. Pero en fin el caso es que estoy conciente del horizonte que tenemos a la vista en el corto y mediano plazo, es mas en este escrito no esbozare alternativas de solución ni informare sobre los detalles de los sucesos que se dan día a día como parte de esta problemática, mi intención no es esa.

Me considero y consideraré siempre como un ciudadano del mundo, a menos que se compruebe la existencia de vida en otras galaxias. De ser así y cuando esto ocurra diré que soy ciudadano del universo, pues siempre tuve una personalidad cosmopolita. Aunque jamás viaje físicamente a otros países si lo hice de manera virtual, ya sea utilizando los rieles fantásticos de mis sueños o los vientos con los que cuenta en la actualidad el Internet, los cuales permiten a mi velero cual carabela medieval surcar las más intrincadas aguas rodeadas de tiburones, piratas, comerciantes y exóticos paraísos. Pero supongo siempre será mejor como dicen, que la experiencia sea sensorial, espero que en determinado momento y con algún desplazamiento de mas de 1000 Km. pueda corroborar esta aseveración. Siempre pensé que con un simple paso se iniciaba un viaje de mil millas, pero hace falta más que una simple zancada para convertirse en un trotamundos globalizado real.

Mi actualidad como la del mundo y la del país resulta ser incierta, cuando trato de realizar un análisis exhaustivo de la situación, me doy con la ingrata sorpresa de que como futurólogo no tengo presente ni pasado, no hay peor mal que el tener la certeza de conocer lo que nos depara el futuro y no hacer nada al respecto, creo que la naturaleza del Peruano y mas específicamente la del provinciano tiene en esencia algo de esto. Pero bueno sigo tan confundido en esta etapa de mi vida que lo único que me queda por hacer es olvidar: la quiebra de los diferentes bancos en USA, las cifras negativas de las bolsas del mundo, los problemas que acarrean los transgénicos, la escasez de petróleo global, el escándalo o escandalete de los petroaudios, los diferentes problemas sociales al interior del país, la minería artesanal de mi Provincia, su agricultura arcaica o lo vacío y cuadrado de la mente de la mayoría de sus pobladores, en resumen una infinidad de circunstancias que hacen vislumbrar con algún detalle, una catástrofe postmoderna de naturaleza bíblica, desde luego si no se toman como bien dicen los entendidos en el tema, de las contingencias necesarias a tiempo. En fin eso se los dejo a los que tienen capacidad de decisión y de los que lamentablemente dependo, ya quisiera yo ostentar de mi libre albedrío sobre esto último, pero la realidad es mas dura y ahora recuerdo en este preciso momento que aun mi situación laboral no se soluciona, incluso teniendo algunos pergaminos mas sobre el común de los pobladores de mi localidad.

Pensando un poco más a fondo me doy cuenta, con sorpresa y con algo de tristeza de que formo parte de una fría estadística, pues vivo con menos de seis soles al día, lo que me hace parte de ese 39.3 % de personas que viven en situación de pobreza en el Perú y que como yo jamás podrá comprar un ticket de pasaje ni abordar un avión en clase económica, que lo lleve como a otros ciudadanos del mundo a desarrollar una vida verdadera y plena. En la que el intercambio económico, cultural, político e incluso amoroso es cuestión natural y periódica, situación que está bastante alejada de la monotonía en la que trascurren mis días, los cuales que se enmarcan en una aureola de fantasía que forma parte de un sub continente de macondo, del cual lamentablemente y por desgracia también soy miembro.

Discursiva. Revista de Literatura y Humanidades dijo...

ESTIMADOS AMIGOS DE ESPACIO COMPARTIDO

RECIBAN SUS MERECIDAS FELICITACIONES POR COMPARTIR OPINIONES IMPARCIALES QUE AYUDAN A MEJORAR NUESTRO PAÍS Y NO SUMARSE A LA INMUNDICIA POLÍTICA.

INVITAMOS AL PÚBLICO EN GENERAL A LA CONVOCATORIA DE LA REVISTA DISCURSIVA Nº 3
1. Reflexión: artículos y ensayos
2. Creación: cuento y poesía.
3. Reseñas: libros publicados en el 2007 y 2008
4. Humor gráfico
. El tema para esta edición es Lo rural-urbano en la literatura peruana, el cual se limita a la sección de reflexión y humor.
. La fecha límite para los envíos: 31 de diciembre de 2008. . . La publicación de los resultados: el 18 de enero de 2009.

SALUDOS Y ÉXITOS CON ESTE MEDIO.

Chico Goyito dijo...

Hola, y enhorabuena por la iniciativa de compartir un espacio de opinión e información.

Espero poder seguir leyendo sus artículos.

Por si es de interés, adjunto una noticia y el enlace al Indice de Corrupción elaborado por transparencia Internacional:
http://www.transparency.org/regional_pages/americas/corrupcion_en_america_latina

Un saludo,

Enrique Góngora Padilla
Barcelona

Luis Enrique dijo...

Estimado señor Basombrío:
Usted se hace una pregunta en su interesante comentario sobre el Latinobarómetro. Por mis estudios he ensayado algunas respuestas y las he publicado en escritos de circulación hasta ahora restringida. Como este espacio no es el apropiado para desarrollarlas extensivamente me limitaré a hacer solo un resumen de ellas con la esperanza de contribuir en algo con este debate.

Usted descarta las opiniones simplistas y se pregunta ¿qué pasa entonces? (¿por qué esa percepción tan pesimista de los peruanos sobre nosotros mismos?) Pienso que el problema de fondo está en la constitución intrínseca de nuestra llamada República, la cual está conformada por dos civilizaciones: la andina y la occidental, ambas en permanente conflicto. Antes que nada, para precisar el concepto civilización, tenemos que ir hacia una comprensión más profunda de lo que ella es (pues no es bueno caer un reduccionismo economicista, como hoy se estila, en el sentido de decir que la vida es un simple hecho económico). La vida humana es más bien un suceso complejo, donde todos los factores son igualmente importantes (y no solo la economía, como lo quiso imponer el marxismo). De acuerdo con esto, la civilización andina tiene una manera diferente de interpretar el concepto DESARROLLO. A diferencia de Occidente —donde éste significa acumulación económica, en líneas generales— en el mundo andino el desarrollo es más entendido como UN DESENVOLVIMIENTO DE TODOS LOS ASPECTOS BÁSICOS DE LA VIDA, EN ESPECIAL, DE LOS SOCIALES Y CULTURALES. No existe esa obsesión por el dinero y su acumulación. Para ponerlo más sencillamente, mientras que en la mentalidad occidental lo importante es lo que se tiene en el bolsillo o en el banco, en la andina, lo importante es que, como consecuencia de la prosperidad, aparezcan iglesias, escuelas, centros de reunión, fiestas, etc. Esta es la diferencia que hay entre, por ejemplo, un distrito como Los Olivos (creación auténticamente andina y no de los bancos y empresas llegadas DESPUÉS para aprovechar de esa prosperidad) y sitios típicamente occidentales como La Oroya, Marcona y Toquepala, donde, luego de años de explotación, lo único que encontramos allí son algunas de las zonas más contaminadas del planeta (Discovery dixit), al mismo tiempo que más pobres y miserables.
Vivimos, entonces, entre dos modelos de vida, y ambos se encuentran en conflicto abierto. Los defensores de la occidentalidad, al ver que el mundo andino (y aclaramos que se trata de lo andino actual y no de la caricatura folclórica, serrana y pasadista que se hace a través de los programas de televisión o de los estudios antropológicos), crece "geométricamente" (en el sentido que abarca varios aspectos humanos y no solo el económico), sienten que esto representa un modelo peligroso pues tiene demasiados atributos para convertirse en un candidato al poder. Por eso, ante ello, ¿qué hacen? Concretamente dos cosas: la primera, intentan quitarle al segmento andino (los llamados "emergentes", comerciantes andinos que se rigen por las leyes andinas al margen de las occidentales) las fuentes de su fuerza económica mediante medidas que eliminen su prosperidad, tales como los tratados de libre comercio (que a la larga significan la invasión de productos más baratos, sean de EEUU o de la China, con lo que desaparecen las ventajas competitivas), y la segunda, quieren obligarlos a "formalizarse" (a entrar al sistema occidental como modo de generar riqueza) para así incorporarlos y someterlos como clientes de los grandes bancos. Esta es la fórmula y toda la política peruana (conducida por el gran empresariado) apunta hacia eso: a defender la hegemonía de este grupo de poder pro occidental contra la pretensión del grupo andino de reemplazarlo (representado actualmente por ese viejo fantasma de Túpac Amaru llamado Humala).
Para no ser tan extenso ni pesado, diremos que estamos ante un pueblo que quisiera ser lo que es: andino, con su propia forma de ser, de vivir, de ver el mundo y de generar riqueza, el cual está contenido y marginado por un grupo reducido y dominante que controla el aparato estatal. Esto es lo que crea esa bipolaridad entre un Estado occidental-legal pero imaginario y una población frustrada, desengañada, pero con ganas de que todo cambie.
Esto es lo que, a mi entender, produce esa sensación de insatisfacción entre las mayorías y que hace que les parezca que todo apunta hacia lo mismo o, como dicen los jóvenes, hacia “más de lo mismo”, o sea, a que la gente de Asia (el balneario) continúe estando donde está, feliz, mientras que los "cholos" amargados sigan esperando que les llegue algún día su momento.
Esto es más o menos lo que expongo en mi libro titulado Pachacuti el modelo de desarrollo andino. Espero que algunas de estas ideas puedan servirle de algo para sus futuros análisis tan bien elaborados. Disculpe por la extensión de mi carta y le expreso las consideraciones de mi mayor estima. Luis Enrique.

INKA dijo...

Bienvenidoe este espacio virtual, sobre todo periodistas tan comprometidos con la verdad y la justicia.
Estoy totalmente de acuerdo con tus reflexiones y los datos que nos proporcionas. Y es que las cifras macroeconómicas pueden ser muy positivas y alentadoras en muchos países de América Latina como el caso Peruano, pero habría que hacer permanentemente un ejercicio de indagación crítica, y motivarlo en la población, sobre ¿quiénes o qué grupo de poder es el único que se favorece con este supuesto crecimiento?, ¿cómo se reparten las riquezas entre los sectores de la población?, ¿cómo nos beneficiamos todos y todas de las inversiones extranjeras?, ¿cómo proteger nuestra economía nacional de producción frente a la competencia extranjera? ¿cómo los recursos que genera el Estado se invierte en Salud, Educación, Bienestar Social, Producción Nacional, Justicia... en beneficio de todas las personas? ¿Cómo protegemos nuestra soberania alimentaria y qué hace el Estado frente a los monocultivos que destruyen nuestros suelos?, ¿cómo protegemos nuestro medio ambiente frente a las empresas transnacionales mineras que destruyen todo a costa de "robar" nuestros minerales?, ¿Qué tipo de personas, supuestamente preparados y preparadas para dirigir y representar a nuestro país, son las que permanentemente están sentadas en el poder, son acaso coherentes con su discurso y la práctica?, ¿Por qué muchos venden tan fácil su conciencia a cambio de favores políticos y económicos (empresas de medios de comunicación, periodistas, empresarios, políticos/as...)?, ¿por qué se niega la verdad y se quiere que el país pierda la memoria sobre las violaciones a los derechos humanos?, ¿por qué la impunidad campa a su antojo?...
En fin, son muchas preguntas, son muchas cuestiones que tenemos que ir aclarando de manera crítica para que la población peruana no olvide, se concientice, no pierda la capacidad de indignación y esté informada con la verdad. Y el periodismo crítico, comprometido con la transformación de las desigualdades es un factor importante en esta tarea.
Nuestra Latinoamerica y en especial nuestro Perú, viene cargando a sus espalda una tradición oligárquica, donde unos cuantos se enriquecen a costa de las grandes mayorías, donde unos pocos deciden, donde unos cuantos venden nuestro país y sus conciencias en beneficio propio (llamándole a esta venta "Inversión"), donde la corrupción está naturalizada como práctica política entre la mayoría de la población pues siempre se escucha en la calle el comentario sobre los políticos: "está bien que robe alguito, pero no tanto". Donde el dinero mueve los hilos y los valores y principios positivos son sólo la crema que decora una torta que está podrída por dentro.
Continuen colegas, no se desanimen, que las experiencias de ruptura son precisamente aquellas que nos llenan de fortaleza y convicción para continuar nuestro camino.
Un abrazo desde Barcelona!

Sara Cuentas Ramírez

Leonardo Sanchez Coello dijo...

Hay crecimiento ecónómico, pero la riqueza está mal distribuida, de ahí el descontento de las grandes mayorías desposeídas.

Jose Torero dijo...

Disculpas de antemano por escribir estas letras en este post , pero no encontré , ningún contacto. (Después lo pueden borrar)

Mis saludos cordiales a todos ustedes, mi nombre es José Torero y mi blogs es (www.loscomechados.com) , y estaba leyendo un poco sobre “el poder de los blogs”, -si en caso esto existe-, pero lo mas razonable, a mi entender ,es tener la propia respuesta de los blogs mas visitados o comentados, es así como una pequeña encuesta, vía Internet, (para variar), iré mandando email a cada uno de los blogs, y publicare todas las respuestas en un post, (con sus respetivos créditos, claro esta), para así poder entender mejor lo que es, la influencia que tienen, y las propias experiencia de cada unos de los bloggers.

Les agradezco la atención, de antemano muchas gracias por su colaboración.

José Torero
www.loscomechados.com
Lima-Perú

Nota: pueden dejar las respuestas en este email- loscomechados@gmail.com


La pregunta base seria ¿Existe el poder de los blogs?
Gracias

xaxo dijo...

Interesante post...es cierto que Alan es demasiado optimista pero parece que es el único peruano que lo esta (o será que tanto faenón junto lo tiene demasiado contento)...Señores redactores de este blog quisiera saber si el orden de posteo es según el orden que tenían en el díario...es decir por días...Un guto