domingo, 23 de noviembre de 2008

HUEVOS DE ESTURIÓN

A LA SOMBRA DE APEC / Fernando Rospigliosi


EL MÁS FELIZ. No cabe duda que el hombre más feliz del mundo estos días ha sido el presidente Alan García. Rezumaba alegría por todos los poros. Estaba en lo suyo, abrazando y besando a los líderes más importantes del planeta. Su ego se desbordaba. Ese es el lugar que él cree que merece, no ocupándose de las minucias del modesto país que gobierna. Pobreza, corrupción, desorden social, narcotráfico, son bagatelas. Su nivel es otro.

LECCIONES. Así, el presidente García ha aprovechado la ocasión para darle lecciones al mundo entero. Él se adelanta, va más allá que todos. Mientras el planeta entero está pendiente de la crisis internacional y de cómo evitar que empeore, de la recesión que comienza en Europa y Estados Unidos, que se prolongará durante tres, cuatro o más trimestres, García habla e imparte lecciones sobre la “poscrisis”.

DESCONCIERTO. Los funcionarios del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el BID y otros deben haber quedado tan desconcertados como el chino Hu Jintao escuchando el discurso de García en mandarín, cuando el viernes pasado el presidente los criticó y les dio un par de lecciones rápidas sobre cómo manejar la economía mundial.

LA BALSA. El autolanzamiento de Alan García a la presidencia de la república el 2016, confirmó lo que se sabía desde hace tiempo. Lo interesante es que cada vez hace público con más desparpajo su desprecio por los peruanos y por sus adversarios. García dixit: “Somos un pueblo quejoso, que han maleducado a través de paradigmas como Atahualpa, que vende su alma al diablo por un rescate. Entonces nos hemos acostumbrado a creer que somos un país derrotado”. (El Comercio 20.11.08). Y a los que no piensan como él hay que ponerlos “en una balsa… y lanzarlos por el mar a que se pierdan”. La idea es: si a los quejosos y maleducados habitantes de este país los engañé dos veces ¿por qué no una tercera?

CONSISTENCIA PSICOLÓGICA. Pero quizás lo mejor de todo en esa entrevista, es que después de dar las soluciones para salir de la crisis mundial, y la receta para evitar una crisis en el Perú –pasar de la sustitución de importaciones a la sustitución de exportaciones (¡genial!)-, dice que lo que falta es “consistencia psicológica”. Esa sí es de campeonato. Alan García Pérez dando lecciones de consistencia psicológica.

MOLESTO. El “servil ayayero del gobierno” se ha molestado porque recordé esta frase célebre de Fernando Ampuero. Tiene derecho a incomodarse. Más discutible es que utilice el editorial de El Comercio, que él escribe, para atacarme. En una nota sobre la inversión china en minería –“Chinalco: los primeros resultados del APEC”, 22.11.08- pone como ejemplo de “suceso infausto” el arequipazo de junio de 2002, cuando yo era ministro del Interior. Esta referencia, traída de los cabellos, es una muestra clara de cómo ahora utiliza las páginas del Decano para sus odios e intereses particulares, como bien puntualizó Ampuero.

INVENTANDO JUSTIFICACIONES. El mencionado “ayayero del gobierno” miente en ese editorial cuando dice que la inversión de Chinalco es consecuencia de APEC. La empresa china adquirió la concesión el 2007 y en ese momento anunció que invertiría más de dos mil millones de dólares en su desarrollo. Está tratando de justificar el franelero titular de primera plana de El Comercio que él pergeñó, con la absurda especie que gracias a la APEC los extranjeros invertirían hasta 100 mil millones de dólares en el Perú.

CONTRA LOS BLOGGERS. En un artículo firmado, en la misma página, el mencionado ayayero se despacha contra el “necio periodismo” de los bloggers, que han osado hablar de la “supuesta ingerencia gubernamental en las decisiones del grupo El Comercio”. ¡Faltaba más! Si todo el mundo cree a pie juntillas la versión oficial que la defenestración de Augusto Álvarez Rodrich de Perú.21 se debió a una muy inteligente decisión empresarial, porque ese diario se había convertido en el primero en su categoría en ventas e influencia. Sacar a AAR no tiene nada que ver con la nueva política del grupo, de minimizar la corrupción y reventarle cuetes todos los días al gobierno. Y todos creen también que el gobierno no ha tenido nada que ver en el asunto, así como Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos no tenían nada que ver con el control de los medios la década pasada.

6 comentarios:

Cardan dijo...

El articulo de Fernando Rospigliosi es preciso. Definitivamente el ego de Garcia esta desbordando todos los limites, lo vemos hablando en cuanto medio puede mañana tarde y noche, lo que ya esta causando un hartazgo adicional a su figura ya desgastada y molesta. Me pareció una huachafería ver a Garcia intentando dar un mensaje en Chino, como es obvio seguro que no se le entendió nada ya que el mandatario Chino sonreia discretamente cuando lo escuchaba. Sobre su lanzamiento a un tercer periodo para el 2016, Dios nos coja confesados, el pueblo debe salir ya de su apatía organizarce y protestar como se debe para meter en una balsa no a los que discrepamos con Garcia y su nefasta política, si no a él y la gavilla de delincuentes de su partido con los que esta gobernando y está rematando al país y llenandose los bolsillos.
Coincido plenamente con la apreciacion de que es una pena y da lástima ver como el Comercio se haya rebajado a esos niveles de soboneria y bajesas para contentar al gobierno actual, habiendo defenestrado de Perú 21 a uno de los mejores periodistas del medio.Nuevamente felicito por esta iniciativa de Espacio Compartido a sus creadores y les pido seguir avanzando ya que ademas de estar bien informados tenemos la posibilidad de expresarnos.

Marco Aurelio dijo...

El nombre del ayayero es Hugo Guerra y se le ocurre la sinvegûenzería de preocuparse por el gemio de periodistas "ya tan golpeado desde la época del montesinimo"... Pues justamente por hechos como el abrupto despido de Alvarez Rodrich y Ampuero es que el buen periodismo en el Perú se ve arrinconado.

Fernando Villaran dijo...

Querido tocayo,

Como te mencioné hace algunos días, dejé de comprar Peru21, pero ciertamente extrañaba tus artículos de los domingos; hoy veo que has cumplido el compromiso con los lectores que te seguimos.

Dos comentarios adicionales: (i) dile a tus colegas que se pongan también las pilas y escriban, por lo menos una vez por semana, y (ii) hagan el esfuerzo de captar a una o más mujeres para espacio compartido, pues hasta ahora son el club de Tobi.

Saludos

Rojas dijo...

Hugo Guerra da verguenza ajena, no solo Peru21 ha bajado enormemente la calidad, esto también se ve en El Comercio que está oxidado. Para seguir con los cachorros de "el decano" me llama la atención que el adalid de las buenas costumbres, este es, el opinologo "BUHO" de El Trome no haya dicho nada de como fue expectorado Rodrich.

Bueno anda este Blog, si invitan a una fémina, por favor que no sea Patty Teullet. Jalense a Tanaka mejor, pero que no escriba en inglés.

Rodolfo dijo...

Suscribo casi textualmente las tres primeras "pastillas" de Huevo de Esturión. En la cuarta cita como fuente confiable a El Comercio. En la quinta despotrica de ese diario y de Hugo Guerra, recordando una frase de su amigo Ampuero, porque menciona un hecho real y conocido como el Arequipazo. Primer comentario, le enerva que le recuerden El Arequipazo. En la quinta, desliza que no se ha dicho toda la verdad sobre la salida de Álvarez Ródrich de la dirección de Peru 21. Le pedimos que nos diga lo que nosotros aun desconocemos. Una pregunta a partir de un dato de una encuesta realizada por Ipsos/Apoyo sobre la credibilidad de los profesionales y publicada hoy en El Comercio. Más del 50 % no le cree a los periodistas. ¿Por qué tendriamos que creerles a ustedes?

molotov dijo...

Por favor, ya basta de rasgarse las vestiduras y de querer convertir en martires de la libertad de expresión a quienes no lo merecen. Da risa leer algunas tonterías como por ejemplo que por la abrupta salida de Ampuero el buen periodismo está acorralado. El autor de 'Miraflores melody'tendrá buena pluma, será simpático, inteligente, pero no es un periodista combativo, ni siquiera chambeador. Por lo que sé, en El Comercio ganaba un blletón por hacer casi nada y encima le regalaron un vehículo del año que por dignidad yo hubiera devuelto si sentía que me sacaban para acallarme. En cuanto a AAR, da pena que haya salido de Perú 21 pues contribuyó mucho a convertirlo en un diario imprescindible. Pero de allí a pensar que el diario ya no vale nada porque él ya no está, es una injusta necedad. AAR fue un gran director,sí, pero Perú 21 también fue producto de sus jóvenes y talentosos periodistas que siguen allí y, no dudo, seguirán haciendo un periodismo de calidad. Cierto es que no están varios de sus columnistas, pero no los sacaron, aquí no hubo una razzia, ellos se fueron solitos. No veamos fantasmas, aquí no hay censura, mordaza o atentado a la libertad de expresión.Simplemente al nuevo directorio de El Comercio no le gustaba AAR y lo invitaron a irse.