jueves, 24 de septiembre de 2009

CIUDADANIZAR EL CONTROL DE LA GESTION PÚBLICA EN SEGURIDAD/ Gustavo Carrión Zavala


La tendencia irreversible de considerar la inseguridad como uno de los problemas sin resolver, impone que se ensayen nuevos modelos de control sobre la gestión pública en seguridad, en tanto se tomen definiciones respecto a la reinstitucionalización de la gestión en base a políticas públicas definidas.

Ya no sorprende que en los reportes periodísticos, cada vez que se refiera a delitos perpetrados, resulte común la participación de miembros de la policía, o que se dé cuenta de la corrupción extendida a toda la actuación del cuerpo policial. Ello es índice de un grave nivel de descomposición, agudizado por la actitud cómplice de los mandos policiales en la investigación, denuncia y corrección. Es cierto que la solución no es sólo punitiva y que constituye un error confiar en el régimen disciplinario; el problema resulta ser mucho más estructural y tiene que ver con selección, formación, identidad y profesionalismo. Pero en tanto se decidan acciones concretas para afrontar el problema estructural, es menester responder a las demandas ciudadanas por seguridad y diseñar un sistema ciudadano de control de la gestión pública en materia de seguridad. Antes de sugerir la forma de control sobre la actuación policial, debo significar, que al minimizar o desaparecer la Oficina de Asuntos Internos, concebida precisamente para que desde una posición ex oficio, se adelante la lucha contra la corrupción al interior de la institución policial, se confirmaba la escasa voluntad para afrontar un aspecto sustantivo en la problemática de la policía: la Corrupción.

En el gobierno anterior se creó el Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, compuesto por Consejos Regionales, Provinciales y Distritales de Seguridad, con participación de todos los representantes de los sectores involucrados en la seguridad, dirigidos por los Presidentes Regionales y Alcaldes. El resultado hasta el momento, difícilmente ha superado las instalaciones de los Comités y las fotos, y la poca preocupación de los alcaldes por liderar el sistema. En la capital, los alcaldes han entrado en disputas con el titular del sector interior, por razones adjetivas de pago a los policías que deberían participar en los patrullajes conjuntos. En tanto la delincuencia sigue aprovechando estos desencuentros y la sensación de inseguridad crece exponencialmente.

Es momento de decidir la participación activa de la ciudadanía en el control de los responsables públicos de la seguridad ciudadana, exigiendo que cumplan a cabalidad sus funciones y que empleen los medios puestos a su disposición en la real persecución del delito y en la prevención de su comisión.

Sugerimos la constitución de Foros Ciudadanos de Seguridad, constituidos por vecinos notables de cada jurisdicción, empoderados a fin que controlen la actuación, no sólo del personal policial, también de los serenos, fiscales y jueces, denunciando los incumplimientos y las liberaciones ilegales de delincuentes por los operadores de justicia.

Es momento que la ciudadanía despierte y controle los servicios sostenidos con las contribuciones de todos los peruanos y que acusan serias deficiencias en los procedimientos propios de control institucional, que han devenido en el crecimiento de la corrupción en forma exponencial y consecuentemente la deslegitimación social de policías y operadores de justicia.

Los foros sugeridos, además de interesarse por el empleo de personal y recursos, deben diseñar y publicar instrumentos y mecanismos de evaluación ciudadana y control de las instituciones policiales, serenos y operadores de justicia.

Los indicadores necesarios para la primera etapa del control pueden ser:
• Incidencia delictiva.
• Percepción de inseguridad.
• Actividades para la prevención y represión del delito.
• Actividades policiales de asistencia a la población.
• Resolución de investigaciones por tipos de delito.
• Confianza institucional y satisfacción.
• Características del funcionamiento institucional y derechos de los policías.
• Abuso policial, corrupción y violaciones a los derechos de la población.
• Actuación de fiscales y jueces.
• Actuación de serenos y policías municipales.

El resultado que se espera del foro es la construcción de procesos de participación y convivencia sustentado en políticas públicas de seguridad sujetas a rendición de cuentas, que oriente la verdadera democratización en el control de la actuación pública en materia de seguridad ,exigiendo las interlocuciones oficiales que se obliguen a resolver los problemas que se detecten .

1 comentario:

Inseguridad Ciudadana.com dijo...

Lo saluda Hugo Muller Coronel en retiro de la PNP, acabo de leer algunos de sus articulos y realmente me siento muy reconfortado de poder apreciar en su persona al mismo lider que siempre fue, es decir una persona perseverante en sus ideas, veo por lo que escribe que usted sigue siendo la misma persona, conozco algunos que piensan de una manera cuando tienen el privilegio del poder y de manera distinta cuando estan en el retiro, quizas por esta caracteristica no este ocupando en estos momentos un cargo pùblico, lo felicito por seguir alimentando nuestros corazones y mentes con sus reflexiones, lo recuerdo por haber creido en la Policia Comunitaria de Trujillo y haber autorizado su creacion, como tambien recuerdo al actual Ministro del Interior quien de inmediato dispuso su desactivaciòn cuando ya tenia 3 años de exitoso funcionamiento y siempre pienso que lo hizo porque ese proyecto no llevaba su nombre, su sello o su fotografia.