domingo, 29 de mayo de 2011

EL DURO CAMINO A LA SEGUNDA VUELTA/ Luis Pásara

En una encuesta de IPSOS-Apoyo,  la mitad de los encuestados declaraba el año pasado poco o ningún interés en las elecciones ahora en curso. Sin embargo, el país está actualmente enfrentado en torno al dilema Ollanta/Keiko. Luego de la contraposición entre aprismo y antiaprismo, en los últimos cincuenta años no ha habido algo similar.
En este proceso se ha puesto de manifiesto no lo mejor pero sí lo peor de los peruanos. Si se mira medios de comunicación y mensajes vía Internet, prevalece el “todo vale”. Mentiras e insultos plagan los contenidos. Se llega al extremo de atacar ruinmente al único premio Nobel que el Perú ha tenido, y que probablemente tenga durante mucho tiempo.
En la ola de odio que atraviesa el país sobresale un racismo que algunos creímos que era un vergonzoso componente del pasado. Es un racismo selectivo, claro, que se ejerce contra “el cholo” y no contra “la japonesa” porque, en definitiva, lo que importa no es la etnia si no los intereses de quienes se sienten amenazados.
Porque, sobre todo en el camino a la segunda vuelta, ésta es una campaña del miedo. Alentándolo con descaro, los medios están jugando un papel indecente, en su desesperado intento de manipular la opinión. Como en los tiempos del antiaprismo, el ahora poderoso grupo El Comercio sobresale.


¿Cómo se ha llegado a esto? LEER MAS

2 comentarios:

Max Huamán dijo...

Lo que no puedo comprender es la falta de inteligencia, compromiso democratico y conocimiento de causa del electorado y los politicos peruanos de
caer en el jueguito aprofujimontesinista mezclado con una tonalidad de un grupo reducido de la elite clasista de Lima de votar por el mal menor. Otra vez mas.
En esta eleccion Alan en su afan de no ser perseguido por sus actos de corrupcion y con la codicia de ser elegido por tercera vez y asi alcanzar un sitio en los textos escolares inobjetable, doblego la candidatura de Toledo, al final movio sus fichas del voto en bloque aprista hacia ambos Humala y PPK y consiguio que no saliera quien el no queria que saliera y le dio vida a Keiko su verdadera (pero no secreta) aliada entrada a una fiesta en donde ella ni su gente pertenence. Da decepcion, da asco, da colera, da pica pero hay que reconocer que eso es lo que ha pasado otra vez en un pais polarizado y sin codigos de conducta estables y solidos.
La primera razon es que si el 35% votara en blanco al no estar de acuerdo con ninguno de los dos candidatos, Keiko y Humala, habria una tercera eleccion porque se anularia esta. Esa idea no es descabellada del todo dadas las cifras. Pero eso hubiera requerido una opinion consensual y una unidad de razonamiento logico que no existe. En vez de poloirizarnos mas de lo que ya estamos y desgarrarnos las vestiduras por dos personajes que no valen la pena, hemos creado una confusion de sinrazones y de intereses subrepticios que simplemente no va a tener el final feliz que nos merecemos.
No debimos caer en esta encrucigada. Y no fuimos capaces de ver la solucion mas simple y conveninete para todos.
Una tercera vuelta con nuevos y mejores pactos progresistas y reformistas hubiera sido lo mas indicado.
Tal vez PPK y Toledo se hubieran dejado de personalismos y hubieran juntado fuerzas por el bien del pais y la derrota de la corrupcion, la autocracia, la duda, el salto al vacio y la reinvindicacion de un regimen funesto.

Muñekita Cat dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat19@hotmail.com
besoss
Catherine