lunes, 6 de abril de 2009

COBARDES / Pedro Salinas (invitado)


Es lo que son. Cobardes. Así, sin retruécanos y sin perífrasis, como para irle entrando al tema. Cobardes. Porque hay que ser en extremo paniaguados para renunciar al mínimo decoro y convertirse en la piara en la que se han convertido. Políticos proclives al linchamiento, cínicos infumables, cuervos sacaojos, verdugos de callejón. Es lo que son. Porque tanta mezquindad, tanto ojo sanguinolento, tanta vileza junta, embota incluso al más curtido. Y luego, encima, quieren que se les trate con mesura, con cariño, como ya, dicho sea de paso, les tratan varios medios de comunicación.

Pero, claro, como a Fernando Rospigliosi lo detestan a coro los apristas, fujimoristas y nacionalistas, decidieron lincharlo por consenso y porque sí. Porque Rospigliosi es -como debe ser y gracias a Zeus- un analista non grato para cualquier gobierno. Y como esas cosas no pueden tolerarse, ya que  pueden cundir y propagarse como un contagio, a Martha Moyano y a Aurelio Pastor, que hacen fotogénica pareja en plan Bonnie y Clyde, se les ocurrió resucitar un caso cerrado por absurdo, como absurdo fue el gestor de la denuncia. Y, sin más, le soltaron los perros. Lo demás es ya historia conocida: “Vamos a usar al Parlamento para nuestras vendettas políticas”, dijo el chulo del barrio, y, zas, así lo hicieron.

Antes ya lo habían intentado, recordará el amnésico lector, cuando pretendieron acusarlo hasta de “homicidio calificado”, a propósito del “arequipazo”. No obstante, en aquella oportunidad la cosa no pasó de emular un remake de imputación a lo Blanca Nélida Colán. Ahora no. Ahora han cruzado la raya. Ahora la comisión permanente del disparatado Congreso que nos indigesta con sus gritos pelados, ha censurado en firme. Ahora el señalamiento de chiste se convirtió en chaveta en el cuello de Rospigliosi. Y, lo peor, nadie dice nada, mientras la casa del pueblo, no faltaba más, parece una verbena. Apenas siete parlamentarios, de veintiséis, se plantó en seco ante el capricho de los cutres.  

Y uno, que pretendía tomarse su sabático y alejarse un tiempo de la coyuntura, precisamente para evitar las arcadas que producen las acciones e inacciones de este gobierno de pacotilla, se ve en la obligación de regresar a escribir sobre estas cosas que algunos llaman política, pero que de política no tienen nada. De cicatería, sí. De eso, bastante. Pues esa es la manera que tiene el político peruano de segregar sus miasmas.

Con lo que no han contado estos acosadores de mala baba es que Rospigliosi, como ha vuelto ha demostrar briosamente en el Linchódromo de Abancay, es de los que se crece con la persecución.  

6 comentarios:

Alexsander dijo...

No comparto tus adjetivos porque creo que por más cercanos a la verdad puedan estar, debemos recordar que respestos guardan respetos. Tu indignación si, porque lamentablemente nuestro Congreso es más cercano a un circo que a una verdadera representación del pueblo.
Sobre el señor Rospigliosi bueno no es ningún santo ni abanderado de la democracia, es cierto que usar las normas y leyes para hacerle daño a un persona a la cual le tenemos un odio viceral, no es lo correcto; Sin embargo, no puedo defenderlo a capa y espada.
Su estilo irrespetuoso, altanero, sin tino, viceral y siempre parcializado del señor ha hecho que la opinión pública se mantenga al margen de lo que le sucede.
Creo que siempre es bueno ser crítico y no bajar la cabeza, pero dejando de lado nuestros intereses y odios personales.

Jorge dijo...

Al contrario, creo que te quedaeste corto de adjetivos, este Congreso merece muchos más. Lo que parece no entienden aquellos que dejan pasar estas cosas "porque a Rospigliosi no lo tragan" es que el mensaje es para todos aquellos que se atrevan a denunciar un acto de corrupción (que en este gobierno abundan); y el mensaje es claro : "Oye comparito, no me vengas con vainas de denunciar a los corruptos, porque los corruptos somos gobierno y tenemos la sartén por el mango".
Estamos notificados

Julio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julio dijo...

oye alexander, ¿te consta que el congreso sea un circo? ¿vives ahí? ¿trabajas ahí? ¿o tu opinión la sacas de lo que te filtra la "gran" prensa que para la opinión de no pocos es una prensa "echada"? esta prensa corrompida detesta al congreso porque una buena parte de él (bancadas de oposición) fiscaliza, denuncia y NO se somete al modelo neoliberal - entreguista (roban y fugan), modelo al que si se someten el gobierno, sus ministros, sus congresistas, sus jueces, sus militares y sus periodistas.

rospigliosi debería ser inhabilitado de por vida, del tema me ocupo en mi blog, ver http://tvbruto.blogspot.com/2009/04/la-caida-de-otro-santo-varon-la.html

creo que es más apremiante que rospigliosis responda por su ineptitud culposa en mesa redonda (sabotaje, psicosocial?) y en el c c el polo (sendero o la CIA?) que costaron la vida de cientos de peruanos, ver http://tvbruto.blogspot.com/2009/02/la-pacotilla-tiene-nombre-el-loco.html
y debería responder por la "mano dura" que costó la vida de ciudadanos que ejercían su derecho a movilizarse y protestar en arequipa y puno por las privatizaciones. además de su campaña mac artista en los medios a través de spots satanizadores.

un descaro más el de la pandilla al querer blindar a ese sujeto. no hay espacio en el que rospigliosi no haya aparecido. sin embargo el mismo tiempo no es cedido a los que rospigliosi a tratado de sinverguenzas, comechados, etc ¿dónde está el derecho o la búsqueda de la replica?

esta pandilla de rodrichs, althaus, rospigliosis, palacios, etcs, se han metido al periodismo no por vocación sino para hacerse ricos sirviendo a las trasnacionales y a la oligarquía parásita que año a año complota para que sigamos siendo una república bananera en la que la corrupción solo se denuncia cuando “amenaza” los negocios de otros, corruptos.

José Orlando dijo...

Gracias a la meridiana libertad de expresión, tenemos la oportunidad de verter verdades, medias verdades, como tambien sandeces, que lejos de colaborar a crear una idea sensata, solo aumenta la desorientación de quienes accedemos a ésta página. Unos que opinan que está bien, pero está mal, que tienen razón, pero que no la tienen. Otro que funge de blogero empedernido, que pretende cambiar los conceptos que se vierten sobre aquel ente, que solo sirve para crear comisiones investigadoras y que al final, sus pseudo sentencias, siempre están huérfanas de criterio. Hay que tocar el tema de fondo, no lo subjetivo, aquí se pone en juego la estabilidad que supone deben de dar los fallos y no reabrir casos cerrados, porque la persona buena o mala, se convierte en la piedra dentro de zapato de un gobierno. Adelante Pedro, adelante todo aquel que defienda no solo a la persona, sino tambien a la justicia. Salvo mejor parecer, que por supuesto siempre lo habrá.

Gustavo dijo...

¿Qué tiene que ver que Rospigliosi sea como es? Eso no está en debate. Allá quien no sepa capearlo o no tenga capacidad intelectual para rebatirle. Lo que se está en juego aquí es cómo el Congreso puede usarse para venganzas políticas. Si la "soberbia" o la capacidad de lidiar con esta mafia los fastidia a los que gobierna con estos semiignorantes que fungen de congresistas, y además usan argumentos "porque los acusados no agachan la cabeza", Rospigliosi merece todo el apoyo del mundo.