miércoles, 1 de abril de 2009

HUEVOS DE ESTURIÓN / De la salita a la suite / Fernando Rospigliosi

Hoy el país está gobernado por una alianza de los que pasaban por la salita del SIN para recibir instrucciones, prebendas y dinero de Vladimiro Montesinos y los que, más recientemente, visitaban la suite de Fortunato Canaán en el hotel Country para tramar negociados y financiar campañas electorales.

Esos fueron los autores intelectuales –algunos también materiales- de la sentencia que me impuso la Comisión Permanente del Congreso el martes 31 de marzo. Se trata como es evidente de una represalia política de los corruptos por la denuncia que realicé el 5 de octubre del año pasado, los llamados petroaudios.

Primera conclusión: esa denuncia afectó a la cúpula del gobierno. Si no fuera así, no podrían haber movilizado todas sus fuerzas parlamentarias para imponerme una absurda sanción.

Los comprometidos con la corrupción no son funcionarios periféricos o de segundo nivel. Ellos no tienen la fuerza para mover los engranajes corruptos del Apra y el fujimorismo. Es la cúpula del gobierno la que ha reaccionado.

La señal que pretenden dar es clara: los corruptos tienen la sartén por el mango y son impunes. Los que se atrevan a denunciar la inmoralidad del gobierno sufrirán las consecuencias. Varios han sido despedidos de sus trabajos -Augusto Álvarez, Fernando Ampuero, Pablo O´Brien-, otros penden de un hilo, y a los que pueden, les imponen una abusiva sentencia, como a mi.

Segunda conclusión: buscan reafirmar indudable y abiertamente, que el poder de la corrupción no puede ser derrotado, desmoralizar a los que luchan contra ella y establecer que están dispuestos a aplastar a todos los que se les opongan, por cualquier medio.

En el Poder Judicial manejan las cosas a su antojo. Ya han transcurrido seis meses de la denuncia y todo está paralizado. La inmensa cantidad de materiales incautados por la Policía y la Fiscalía está en manos de jueces que dependen de César Vega Vega, uno de los varios operadores del Apra en el PJ.

Tercera conclusión: el manejo corrupto de las instituciones -Congreso, Poder Judicial, etc.- les está permitiendo avanzar en el camino de la impunidad, al igual que en el primer gobierno de Alan García.

¿Se saldrán con la suya otra vez?

No necesariamente. El mundo y el Perú han cambiado. No tanto como quisiéramos, pero algo se ha avanzado. Hoy día Montesinos está preso y Alberto Fujimori a punto de ser sentenciado. Los petroaudios pusieron en evidencia la podredumbre del gobierno y un gabinete cayó.

No es gran cosa todavía, pero muestra que se puede lograr algún avance en la lucha contra la corrupción. Lo mismo ocurrió en el campo de los derechos humanos. La Comisión de la Verdad fue un gran logro. Después vino un retroceso al final del gobierno de Alejandro Toledo y una regresión descomunal con Alan García. Pero incluso ahora, han tenido que recular y aceptar el Museo de la Memoria con una comisión de lujo para los estándares peruanos.

Última conclusión: hay que seguirla peleando, todos los días, cuesta arriba. Vale la pena.

10 comentarios:

JAIME DEL CASTILLO JARAMILLO dijo...

Hola Fernando:
Muy buen artículo, talante y ánimo. Que no te quiebre ni te doble el poder. Te vimos en el Parlamento y me pareció muy buena tu defensa, con decencia y con personalidad. Es clarísimo que estamos frente a una venganza brillante del alanismo, peor aún si corren noticias de tu acercamiento al PPC y a Lourdes Flores, el alanismo te ve como un peligro difícil de controlar, y por ello es que trata de 'bajarte la llanta', pero estamos contigo y es importante que mantengas ese buen, ánimo. Sigamos en la lucha contra el corrupto fujimontesinismo y contra el corruptor y mafioso alanismo. Jaime Del Castillo

fernando dijo...

fuerza,rospi!!!

Luis Enrique dijo...

Señor Rospigliosi:

¿Otra vez tendremos que votar tapándonos nariz por la señorita Keiko porque será, todo indica, el mal menor del 2011 que nos defenderá del monstruoso señor Humala?

¿Tendremos que caer, a sabiendas, en la clarísima trampa del señor García que nos obligará a elegir al fujimorismo para que él pueda cogobernar nuevamente?

¿No queda otra cosa que resignarnos a vivir en esa corrupción porque “peor sería el candidato del antisistema”, lo que significa que personas que comprenden los conceptos de honor, dignidad, honradez y democracia tendrán, como ahora, que callarse la boca y soportarlo todo “en aras del bien de la nación”?

Señor Rospigliosi: usted vive en carne propia lo desacertado que es votar en contra de un candidato (Vargas Llosa, Humala), de cómo hacer esto significa que uno vende su alma al diablo y que cualquier queja se convierte en extemporánea y fuera de lugar (“porque no hay carne sin hueso”, porque “para hacer tortilla hay que romper los huevos”, etc.).

Esperamos, en ese sentido, los ciudadanos, que las mentes ilustres del país, que aún quedan, se pongan de pie y sean capaces, no solo de denunciar los errores y crímenes, sino también de advertir las jugadas políticas que nos llevan a aceptar, sumisa y temerosamente, cualquier dictadura y delincuencia con tal que evite el supuesto horror de la llegada al poder del contrincante.

Me imagina que, ante esto, muchos se inclinarán, nuevamente, por una forma de gobierno de derecha tradicional (Toledo, Flores y Castañeda) que no cambie nada, pero todos sabemos que ante el fujimorismo y el humalismo no tendrán chance, así que la Confiep otra vez se inclinará por quienes conocen muy bien y que saben que les serán muy útiles.

¿Existirá alguna alternativa?

Muchas gracias.

Ali dijo...

claro que si! rendirnos sería renunciar al Perú...

manoleche dijo...

El mal tiene muchas caras y múltiples aliados. Pero estoy seguro que al final, como en las viejas películas del oeste norteamericano, el bueno ("el joven" en el antiguo argot cinemero)se llevará a la chica.
No pasarán!

Alfredo dijo...

Estimado Fernando, quiero expresarte mi total respaldo y la convicción de que este round de tu permanente lucha contra la corrupción lo terminarás ganando. Y nosotros/as, como sociedad y país, conseguiremos más de esos pequeños pero reales avances que realistamente señalas, en el camino infinito hacia cambios más profundos para mejor. Un abrazo, Alfredo Stecher

jaimemontes dijo...

Estimado Fernando

Es lamentable, en días que se va sentenciar a un corrupto como Fujimori se intente sentenciar políticamente a un periodista honesto. Ese es mi Perú, cruel y perverso y de un círculo de construcción y destrucción de la democracia, debemos iniciar una cruzada para cuidar las próximas elecciones, nos gobierna los corruptos, aquellos que saben robar "inteligentemente", que sabemos es la habilidad más conocida de algunos Apristas.

Mi solidaridad contigo.

Jaime Montes García

Pepe dijo...

Me parece peligrosísima la presencia innecesaria de César Vega Vega en el porceso del los petroaudios, particularmente debido al copamiento de la alianza aprofujimontesinista del PJ que lo avala como presidente de la Corte Superior de Justicia. No es casualidad que trás la salida de Alejandro Rodríguez Medrano, el líder extraoficial del sistema judicial durante el fujimorato,

Vega Vega regresó al PJ en el 2000 campante y sonante y fue ubicado en la Corte Suprema en la misma sala que los también archi conocidos Róbinson Gonzáles y Javier Villa Stein. En dicha tercera y última instancia, los tres coincidieron en votar a favor de apristas y fujimontesinistas por años, incluso discrepando completamente sentencias pronunciadas en instancias inferiores y las investigaciones policiales proveídas. Esos actos vergúenzos, que está documentada, permitió a personajes del calibre del mismo Rodríguez Medrano, Alberto Venero, Martha Chávez, Víctro Joy Way, los hermanos Wolfenson, los Winter, Lucho Duthurburu, Absalón Vásquez y muchos más quedar impunes de delitos graves o recibir penas demasiado benevolentes.

Cabe resaltar que el rastro financiero, es decir el levantamiento del secreto bancario y la investigación de desbalances irregulares en el patrimonio de todos estos individuos fue manejado con exagerada parcialidad con el propósito de no encontrar la evidencia de los casos bajo escurtinio. Aparte, las reparaciones civiles dictaminadas fueron no solo escuetas, no han sido pagadas por ninguno de ellos. Es decir, todos se quedaron con el botín que robaron. Por ejemplo, se llegó al colmo de devolverle medio millón de dólares en cash y otro tanto en joyas y relojes a Luis Alberto Venero, argumentando que estas pruebas fueron incautadas irregularmente, sin ni siquiera cuestionar la procedencia de tanta prueba de riqueza ilícita. Venero tenía nueve relojes de oro macizo de marcas finísimas.

Este control de la mafia aprofujimontesinista es un hecho histórico y permanente. Primero porque también afecta al resto del Estado peruano. Presidentes podrán entrar y salir, pero ese elemento cleptocrático y endogámico permanece siempre en los juzgados, los ministerios, las salas supremas y superioresde las dos Cortes, el TC, el CNM, la Contraloría, la Procuraduría, etc., etc. Es una lacra enquistada en las raíces de todas las instituciones públicas.
César Vega Vega es solo el emblema actual más resaltante de esa dominante historia del Perú. Él representa el símbolo de la corrupción infiltrada precisamente en el lugar menos apropiado: el PJ. El poder del estado que tiene la potestad de administrar el sistema judicial, hace totalmente lo opuesto. La función de Vega Vega es apañar el caso de los petroaudios y favorecer la proliferación del tráfico de drogas y sus negocios derivados (lavado de activos) a través de la red de influencias que él mismo comanda desde hace años y heredó gustosamente de su predecesor Rodríguez Medrano.

Y ojalá se investigue el caso de estafa migratoria de su sobrina, Karina Úngaro Morales, quien es miembro activo de una organización delictiva encabezada por su padre y hermano, que ha operado bajo el resguardo judicial de Vega Vega por años y que colaboraba con Business Track S.A.C. mientras esta empresa funcionaba. la compañía constructora Úngaro & Úngaro S.A. está localizada a solo dos o tres caudras de BTR, en la misma Avenida Salaverry

Hallder dijo...

La denuncia de Fernando Rospigliosi, buena, muy buena, y claro chocó contra lo que ya sabiamos antes de elegir a este gobierno.

Pienso que nuestro país anda permanentemente eligiendo el "mal menor" por temor al llamado antisistema y por eso vamos eligiendo corrupto tras corrupto

Lo penoso es que se hace en forma consciente, como ya vislumbra uno de los comentarios, viendo fantasmas que los interesados les hacen ver.

Luego se dictan medidas para luchar contra la corrupción que solo consiguen enrredar cada vez más a la administración pública,
olvidando que son los corruptos los que dan dichas reglas.

Gracias.

Hallder Mori

Javier dijo...

mi solidaridad como ciudadano de a pie para Fernando Rospigliosi. A seguir luchando para adecentar al Perú.
Y para el 2011 que no nos ocurra lo mismo por elegir "el mal menor" o el "cambio responsable"; necesitamos un gobierno que meta preso a todos los corruptos y a sus cómplices en el PJ, la Policía, el Congreso, etc.