jueves, 18 de junio de 2009

EL COMUNISMO INTERNACIONAL / Fernando Villarán


El día martes el APRA organizó una marcha en respuesta a la movilización popular del jueves pasado. Mulder, secretario general del partido, no se cansaba de acusar al comunismo internacional de ser el responsable de todos los acontecimientos de Bagua. Del Castillo, Cabanillas y otros líderes apristas dijeron lo mismo a lo largo de los trágicos sucesos de la amazonía peruana. Han aprovechado esta coyuntura para desenterrar el viejo anticomunismo aprista. ¿No se han enterado que el muro de Berlín cayó hace exactamente 20 años?

¿Acaso alguien puede creer que los protagonistas de los sucesos de la amazonía son comunistas? ¿Lo es acaso Pizango? ¿Lo son los de AIDESEP? ¿Alguno de los Apus es comunista? ¿Los curas que están apoyando a las comunidades? ¿Las ONGs ambientalistas del mundo que han protestado por los sucesos? ¿Es comunista Humala y los congresistas nacionalistas? Y si miramos a los que supuestamente han “instigado” a los nativos. ¿Son comunistas Hugo Chávez o Evo Morales? Ninguno de ellos cree en el marxismo, en el leninismo ni el maoísmo, aunque algunos usen de vez en cuando la palabra socialismo.

Hasta donde se, los únicos partidos comunista en el Perú, son: (i) el PC Unidad, antes llamado moscovita, que tiene alguna presencia en la CGTP, y cree en la concertación social, (ii) Patria Roja que tiene el control del SUTEP y los Frentes de Defensa, pero que hace tiempo está muy tranquilo (no se sabe bien porqué), y (iii) Sendero Luminoso, que se ha convertido en el brazo armado del narcotráfico, acentuando su vocación terrorista. Algunos de ellos pueden haber querido aprovecharse del movimiento de los nativos, pero no han tenido nada que ver con la gestación, organización y desenlace de los acontecimientos.

A nivel internacional sólo quedan dos partidos comunistas en el poder. Cuba es uno de ellos, y como sabemos, no puede con su alma. Sólo ha conseguido conducir a su pueblo a la pobreza, y casi todos sus habitantes quieren fugar hacia Estados Unidos; no pueden exportar nada porque no son competitivos, menos van a exportar su revolución.

De manera que el único movimiento comunista relevante es el Partido Comunista Chino, que ha abrazado el mercado y la globalización, convirtiendo a China en una superpotencia mundial. Según hemos visto, el gobierno aprista se ha desesperado por firmar un TLC con este partido comunista, que para algunos industriales peruanos los beneficia más a ellos que a nosotros.

Mientras que en el Perú nuestro presidente defiende la tesis de que la explotación de los recursos naturales va generar desarrollo (Perro del Hortelano), China se apresta a dar un salto científico y tecnológico para salir mejor parado que el resto de países, de la crisis mundial. Con la asesoría de la Rand Corporation, ha priorizado las inversiones en siete tecnologías del futuro: 1. Energía solar de segunda y tercera generación. 2. Comunicación móvil e identificación de radiofrecuencias. 3. Bioensayos rápidos para detección de agentes patógenos. 4. Membranas y filtros modernos para purificar el agua. 5. Diseño de medicamentos a escala molecular. 6. Manufacturas ecológicas. 7. Vehículos eléctricos e híbridos. Me quedo con el comunismo chino.

La verdad de la milanesa es que al levantar el “peligro comunista”, el APRA oculta los peligros externos reales que amenazan al Perú: el narcotráfico, cuya influencia crece cada vez más en diversas esferas del Estado peruano; las transnacionales codiciosas y depredaras (por supuesto que hay de las otras también) que corrompen a funcionarios públicos (como pudimos escuchar en los petroaudios); las ideologías fascistas, como el Opus Dei, que están empeñadas en ensangrentar el país para lograr el “orden” de Francisco Franco; el militarismo chileno que puede verse tentado a utilizar sus juguetes de guerra recientemente comprados. Claro, como tienen “negocios” con varios de ellos, es mejor inventar un peligro inexistente.

5 comentarios:

Chuncho dijo...

S.E.A.S.A.P.
http://perufotolibre.com/2009/06/marcha-por-la-paz-y-la-democracia-del.html

Julio Cesar Alfaro dijo...

Julio César Alfaro

Cierto amigo Villarán:

Se está recurriendo a viejos fantasmas para ocultar faltas internas, entre ellas los petroaudios; los acuerdos oscuros con un determinados sector de transnacionales; incapacidad para dialogar con acuerdos que se cumplan; "metidas de patas" de algunos ministros como la Ministra del Interior, etc, etc.

Aunque lo que más hiere a un sector importante de la población con inquietudes de integrar, de una vez al país, es el trato recibido por los pueblos amazónicos originarios, acusados como ignorantes o desinformados, fáciles presas de la manipulación y por tanto sin identidad propia, asesinos, la última acusación que linda con el más rancio e insolito anticomunismo, es calificarlos de comunistas o tontos útiles de los mismos y por último salvajes (Mulder al día siguientes del viernes negro).

Lo peor de todo que cuando han tenido que dar un paso atrás, ahora aparecen como los políticos más identificados con los indígenas (vease a Alan García con un sombrero amazónico).

Esto revela el poco o ningún conocimiento que tenemos en el país de las poblaciones originarias, poco prestas a la manipulación sea por una desconfianza de raíz
milenaria respecto a los sectores ajenos a ellas; la gran brecha entre ellas y los demás sectores por el idioma diferente; la terrible experiencia que han tenido con las transnacionales, cuando han sufrido las consecuencia de la contaminación.

No podemos reconocer que estas poblaciones puedan, ellas mismas, estar en contrar de determinadas medidas o leqyes porque ya conocen a las transnacionales y al Estado Peruano sesgado a favor de ellas y dudan o rechazan cualquier ley que salga sin que ellas participen, más todavía cuando directamente se refieren a lo forestal y a la selva misma.

Cierto también que en lugar de precisar cuáles van a ser nuestros productos de bandera, para promoverlos desde la micro, pequeña, gran empresa con responsabilidad social, y efectivamente aprovechar mejor todas las aperturas que tengamos en el sistema internacional.

Necesitamos un Estado que sea de todos y no solo para la transnacionales y menos para el sector depredador.

Roberto Miranda dijo...

El problema no es el comunismo internacional, pues es prácticamente inexistente. El problema son los COMUNISTAS RECICLADOS, que ahora fungen de defensores de DDHH y se autoproclaman demócratas, después de haber creído y enseñado que la violencia es la partera de la historia, y sin tener biografía democrática que los respalde. Por eso son triturados en las urnas, muy merecidamente por cierto.

fernando dijo...

Gracias por los comentarios,

Estimado Chuncho: respecto profundamente al APRA, como partido democrativo, pero no se puede decir que Solo el Apra Salvará al Perú (SEASAP); esto es sectarismo y soberbia, que están a la base de todos los problemas que estamos viviendo hoy día.

Estimado Julio César: de acuerdo con tus planteamientos. Una de las mejores consignas que he escuchado en los últimos tiempos es "gobierno de todas las sangres" dicha por Toledo; creo que debería convertirse en frase de Estado, para todos los presidentes.

Estimado Roberto: No se si dentro de los comunistas reciclados consideras a Mario Vargas Llosa que fue un castrista radical; este pensamiento de que la gente no cambia es feudal y reaccionario. El argumento de que la izquierda no obtiene votos, lo cual es cierto (a partir de los 80s), no se aplica a Humala, que casi le gana a Alan en el 2006. Según esta lógica, Humala tiene la razón?

Saludos

FV

Roberto Miranda dijo...

Gracias por la respuesta, sin duda revela una elogiable disposición para el diálogo. Me gustaría hacer algunos comentarios adicionales:
1. Me parece que hay una diferencia significativa entre el "reciclaje" de MVLL y otros reciclajes. Mario Vargas Llosa tuvo el mérito de dar un viraje en su pensamiento político mucho antes de la caída del muro de Berlín, y estuvo dispuesto a dar batalla ideólogica cuando el pensamiento comunista todavía estaba en su apogeo. Diferente fue el caso de quienes tuvieron que dar un viraje político por la fuerza de las circunstancias, ese fue una especie de "sálvese quien pueda" ideológico. Muchos de estos últimos reciclados sólo tuvo una posición tajante frente al terrorismo, cuando éste estaba agonizando. De manera que los "reciclados" no son iguales, hay matices importantes.
2. Concuerdo en que el pensamiento que la gente no cambie es feudal y "reaccionario" (esa palabrita tantas veces la leído por la prensa comunista como un calificativo a MVLL). Nunca he dicho que la gente no debe cambiar. El asunto es que hay cambios que permiten que todo siga igual. Por ejemplo, APRODEH y su retórica, supuestamente a favor de los DDHH, terminan favoreciendo al MRTA (Tampoco estuvieron presentes en la marcha contra las FARC). Cambiaron los métodos, pero los objetivos son los mismos. Entonces más que un reciclaje simplemente se trata de un maquillaje.
3. Yo diría que el desierto electoral de la izquierda empieza en los noventa, no en los ochenta.
4. Concuerdo que el número de votos no determina que alguien tenga la razón, como tampoco la completa orfandad electoral es señal que se tiene la razón. Es que las urnas no determinan quién tiene la razón, eso quizá corresponde a un curso de lógica o filosofía. Una elección es menos ambiciosa, ella sólo determina quién sintoniza mejor con la mayoría del pueblo.