martes, 9 de junio de 2009

HUEVOS DE ESTURIÓN / La responsabilidad de Pizango / Fernando Rospigliosi

El ahora asilado líder de AIDESEP Alberto Pizango, tiene una grave responsabilidad en los sucesos que enlutan al país.

La mañana del viernes 5, cuando se empezaban a conocer las primeras consecuencias de los enfrentamientos, irresponsablemente dijo a todos los medios de comunicación que había más de veinte nativos muertos por la Policía.

Una mentira grosera, que no tenía ningún fundamento más allá de los típicos rumores que circulan en esas circunstancias. Siempre que ocurren choques entre manifestantes y policías, sobre todo en zonas apartadas, circulan versiones de gente supuestamente asesinada por las fuerzas del orden.

Ese tipo de anuncios imprudentes contribuyen a generar más violencia y, en ocasiones, tragedias como la que ocurrió.

En efecto, horas después, con los ánimos exacerbados por las mentiras que escuchaban en la radio sobre decenas de nativos supuestamente masacrados por la Policía, los que secuestraron a los efectivos en la estación Nº 6 de Petro Perú los degollaron brutalmente. No fue un enfrentamiento. Los policías estaban desarmados y atados. Los asesinaron cruelmente.

A eso contribuyeron declaraciones insensatas como las de Pizango y muchos otros en la zona de los acontecimientos, que usaron impunemente las radios para engañar y alentar la violencia.

Pero Pizango tiene otra responsabilidad más grave aún. El es uno de los más importantes líderes de un movimiento que pretende repetir en el Perú la experiencia boliviana de Evo Morales. Es decir, provocar disturbios, muertos, el derrocamiento del gobierno y luego elecciones en las que el protagonista del desorden triunfa.

Después, “refundación del país”, cambio de la Constitución, reelección indefinida e implantación de un régimen autoritario.

Eso no significa que Pizango sea parte de una conspiración internacional y que el movimiento de los nativos sea financiado por Hugo Chávez o Evo Morales. La teoría conspirativa es sólo un pretexto del gobierno y sus ayayeros para evadir su responsabilidad en el mal manejo del problema.

Pero eso no debe ocultar los verdaderos propósitos de Pizango y otros líderes como los de CONACAMI y otras organizaciones indigenistas, que tienen un proyecto político que no siempre hacen explícito.

En suma, ellos también usan a los indígenas como carne de cañón, y pretenden construir su plataforma política sobre un túmulo de cadáveres. Por eso, su intransigencia no es inocente. En realidad utilizan los decretos legislativos y la torpeza del gobierno para sus propios fines políticos.

No se si a Pizango se le podrá demostrar culpabilidad penal por los recientes sucesos, pero hay que señalar su indudable responsabilidad política en la matanza. Sobre todo ahora, cuando otros políticos que piensan como él –derrocamiento del gobierno, Asamblea Constituyente, gobierno autoritario chavista-, quieren convertirlo en un héroe nacional.

6 comentarios:

Rodrigo Núñez Carvallo dijo...

Oye amigo Gusano. Mira el video de Enemigos Intimos de anoche y no te aventures a negar la existencia de fosas comunes y lanzados de helicópteros. Que tu derechismo no te obnubile. No te parece extraña la desproporcion en el numero de muertos: 6 en el bando de los nativos y 25 en el lado de los policias. Suena raro, verdad? Investiga primero, amigo Gusano

Rodrigo Núñez Carvallo dijo...

Miren del video de enemigos íntimos en you tube o en mi blog:
http://rodrigonunezcarvallo.blogspot.com

Bala dijo...

Ni Angel ni Demonio.
Pizango ha venido representando a una posicion, la de los indigenas. Me extranha sobremanera que no la conozcas, Fernando ... o tal vez prefieres ignorarla?
Me llama demasiado la atencion ver lo desproporcionado de tu comentario, parece que acabaras de recibir una llamada de Palacio con el dictado del texto, pues a estas alturas ya hay que tener ceguera y sordera selectiva para dudar de la presencia negada de mucho nativo muerto (ya los comentaristas previos a mi te recuerdan los links de imagenes con testimonios sumamente obvios).
Claro, de hecho que ahora el ir a refugiarse a una embajada constituye el equivalente a correr con el rabo entre las piernas, pero ya veremos lo que pasa ... y Fernando, vas a oponerte a ello? digo ... te opusiste a que Peru brinde asilo a los Ministros Bolivianos? y al "perseguido" Venezolano? porque de no ser asi, no tendrias cara para oponerte a los nicaraguenses brindandole asilo a Alberto Pizango, verdad?

Un abrazo, mi querido "nuevo" Aprista. Uy, perdon! retiro lo dicho, pues se supone que no debia de haber insultos ...

Bala

Matteo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo Fernando Editor dijo...

Lamentable Rospigliosi; pareciera un artículo hecho para Correo bajo la batuta del niño berrinchoso Aldito. Si los años pasaran más rapido aquí tenemos al nuevo Bedoya Ugarteche. Lujo de converso.

Luis César dijo...

Los comentarios a la publicación del señor Rospigliosi reflejan la cultura del peruano; o mejor dicho la incultura; no aceptan comentarios que no vayan con su pensamiento y acusan por ejemplo, de gobiernista al periodista cosa inpensable; cuando progresaremos mentalmente? cuando sabremos aceptar opiniones divergentes sin hacer escarnio del rival? pasaran muchos siglos..........