jueves, 18 de junio de 2009

HUEVOS DE ESTURIÓN / No dan tregua al gobierno / Fernando Rospigliosi


Las masas reunidas en Andahuaylas ningunearon al ministro de Agricultura Carlos Leyton, hoy jueves. No aceptaron reunirse con él y demandaron la presencia de Yehude Simon. Este se comprometió a viajar el martes 23.
En asamblea, los sublevados tampoco aceptaron la tregua implorada por Leyton. Seguirán con la toma de la ciudad, incluyendo carreteras y aeropuerto hasta que llegue el Premier y acepte sus demandas.
El gobierno, en su peor crisis en tres años, es impotente para imponer el orden en Andahuaylas o en Sicuani (Canchis), donde otro levantamiento popular mantiene las vías de comunicación con Puno cerradas.
Desde el comienzo, Alan García alardeó de su “mano dura”. A él no le iban a hacer lo de Alejandro Toledo, nadie le iba a bloquear carreteras ni a imponer medidas que no quisiera tomar.
La realidad ha sido más fuerte que sus bravatas. La absoluta incompetencia de los ministros apristas ha conducido a un rosario de desastres.
La Unidad de Conflictos de la Presidencia del Consejo Ministros la pusieron en mano de un aprista inepto, Manuel Figueroa, que no ha ayudado a solucionar los problemas y en muchos casos los ha atizado.
La arrogancia de García y de su gente, que creen que pueden embaucar indefinidamente a la población, ha jugado un papel en los fracasos del gobierno. García lo ha repetido muchas veces: su poder de convencimiento –en realidad de engaño- es ilimitado. Lo demostró ganando una elección luego de haber perpetrado uno de los gobiernos más desastrosos del siglo XX.
Parafraseando al 5 veces presidente ecuatoriano José María Velasco Ibarra, Alan García cree que si le dan una tribuna se convierte en presidente.
En suma, la soberbia y altanería de García han jugado un papel fundamental en la manera como se ha conducido el gobierno en estos tres años. Se siente dueño del mundo, que puede hacer lo que le da la gana sin que nadie pueda desafiarlo.
El hecho que no exista oposición política también ha jugado un papel. El Congreso, mediocre y corrupto, está completamente dominado por al Apra. Nadie investiga nada seriamente, ni la corrupción, ni el nepotismo, ni las muchas trapacerías de los voraces apristas, que se están levantando en peso un Estado muchísimo más rico que el de su primer período.
Ejemplos hay muchos. Los escándalos de los patrulleros coreanos y luego los chinos, quedó en nada. Luis Alva Castro compró luego centenares de vehículos de manera clandestina. Nadie sabe cuanto se pagó realmente por ellos. En Defensa hay una danza de millones desorbitada, que nadie controla. Ni que decir de Transportes, Vivienda, etc.
Tampoco nadie en el Congreso les pasa la factura por los desatinos políticos. Alva Castro acumuló una veintena de muertos en asuntos de orden público, y no pasó nada.
El Poder Judicial, con personajes como César Vega Vega, también está bajo la férula aprista. Los “petroaudios” y el chuponeo, son ejemplos de cómo manejan a su antojo los casos que les preocupan. En el mismo sentido, la arbitraria detención del abogado Carlos Rivera es una demostración de lo mismo.
La única oposición efectiva está en las calles. El gobierno se ha demostrado impotente para controlarla. No puede persuadirla ni convencerla. Tampoco puede reprimirla. Cuando lo ha intentado, han ocurrido catástrofes como la Bagua o, antes, el “moqueguazo”.
Esa oposición callejera es desarticulada pero cada vez más levantisca. Los triunfos de unos, alientan a los otros. Si los nativos de la selva lograron la derogatoria de varios decretos, ahora los agricultores piden que se abrogue la ley de aguas y los maestros la ley de carrera magisterial. Y así hasta el infinito.
El método también está claro: bloquear carreteras, secuestrar policías y autoridades.
Alan García no tiene respuesta a esta situación que se le escapa de las manos. Oscila entre la amenaza (que no puede cumplir) y la condescendencia, poniendo a ministros como Simon. ¿Qué se le ocurrirá esta vez?

2 comentarios:

fernoble dijo...

Efectivamente,AGP, es un encantador de serpientes, pero hay otros que sin serlo, también le han metido diente a este gobierno, que tiene como banderas de presentación, la venta del Perú, por pedacitos--y si es a chilenos mejor--y el origen de nuevos ricos, como Guiovana Diaz Moreno, la hoy famosa ex secretaria de Vleásquez Quesquen.
Sería bueno que en un próximo artículo, des una opinión sobre este nuevo GranJefe...no le gusta que le digan Cacique...del aprismo en Lambayeque.
Ten la seguridad que vas a encontrar muchas novedades, por ejemplo un ciudadano Cajilima Velásquez, exitoso ganador de varias licitaciones en municipios apristas y en los independientes, que tienen muy buena relación con JVQ.
Hasta la próxima

Max Huamán dijo...

En el PJ, Cesar Vega Vega, el polémico presidente de la Corte Superior, cumple con un protagonismo oportunista a través de su poderosa red de influencias, una lista de jueces y juezas -en su mayoría apristas y masones- regados por todas las instancias y juzgados. Esta organización favorece delincuentes, criminales, en especial a narcos y a quienes lavan activos derivados del trafico poniendo la cereza en la cima de este iceberg cristalizado por el frio de cinismo de quienes se ponen la mascara de magistrado y funcionario estatal con el solo propósito usurpar, prevaricar, malversar y asi enriquecerse ilictamente.

Esta estructura ha sido planeada con sumo detalle y ejecutada con eficiacia. Es una organizacion trascendente, pues ha propiciado que la falsificación, asi como la produccion y el trafico de coca hayan aumentado tan significativamente -y eso que los numeros publicados solo reflejan la realidad de 2008-, al punto que han situado al Peru en un sitio prominente en el mapa mundial del crimen organizado. Esta suerte de reinado de la cutra es el mismo que domina los servicios de Inteligencia y Seguridad Nacional -en donde el primer VP y congresista Luis Giampietri sin duda es la principal fuerza de injerencia- para que ignoren su presencia, ya que nunca presentan informes acerca de este flagelo que siempre, a la postre, se tornara en terrorismo y el desfalco de la economía nacional. Como sucedio durante el primer alanismo, para que luego el Peru tuviera que vivir una decada sangrienta, mientras Alan la pasaba bien el Paris, gozando de sus reditos.

La mano dura del APRA, o al menos a la cual los bufalos apristas se refieren, se extiende al buen abogado Carlos Rivera, a callar con complicidad sobre los ya demasiados escandalos de corrupcion dentro de la PNP y la Marina de Giampietri y a tomar posesion directa de Panamericana TV o al menos servirsela a Schutz en bandeja de plata -y asi beneficiarse aunque sea indirectamente-, mientras que los titulares del PJ celebran argumentando la recuperación del derecho de estado. A esa mano mejor seria llamarla mano negra porque eso es lo que en verdad es por aprovechar cualquier distracción -buscan el momento mas propicio- de la población para meter otro zarpazo, como fue sacar durante el incidente en Bagua a Alan del cuadro de sospechosos con respecto a los Petroaudios, a esa red de espionaje clandestino que alguien de muy arriba armo y permitio que operara impune por mucho tiempo y que ahora situa como victima de su mismo chuponeo a Alan y su familia, en un proceso judicial altamente irregular.

Juicios por demas turbios desde su inicio por haber elegido, en un caso, a una jueza provisional, inexperta y con malas referencias, quien ha evitado practicar su función con transparencia y ha seguido una investigación de por si dudosa bajo estricta reserva. Eso si, Maria Martinez se aseguro –anulando con prepotencia y sin justificacion el aporte de la Fiscalia- de que el secretismo se mantenga bajo la supervision estricta y directa de su jefe, el filtro nefasto de Cesar Vega Vega, un hombre que ha logrado juntar en si mismo el poder macabro que Vladimiro Montesiones y Alejandro Rodriguez Medrano una vez tuvieron por separado. En el otro caso, el juez Barreto todavía no ha empezado a desencritar las pruebas en sus manos pero ya resolvió que Romulo Leon, Canaan, Quimper, Arias Schereiber y Romulito no cometieron asociación ilícita para delinquir. O sea, con una mano evita llegar al fondo del asunto languideciendo encontrar la verdad en el lugar en donde esta y con la otra argumenta que sin evidencia en mano, no se puede acusar del delito mas obvio y del que enviaría al grupito a la cárcel por el periodo de tiempo mas prolongado. Ahí nomas los esta salvando de 10 años de cárcel efectiva por lo menos.