jueves, 30 de julio de 2009

ALAN GARCÍA Y LA SELVA DE PAPEL /Carlos Basombrío Iglesias


Como todos los discursos de 28 de julio este también pasará al olvido en pocos días. Pero, por ahora, hay un fragmento que vive su cuarto de hora de gloria. Me refiero al pasaje en donde el presidente dio cuenta que era tal su ira contra los corruptos que los mandará a una colonia penal que ya se estaba construyendo en el medio de la selva.

Sabemos ya que no hay ningún penal en construcción con esas características y menos en la selva; también, que uno así no es viable, ni acorde a los estándares constitucionales actuales; conocemos, también, que el flamante ministro de de Justicia, el compañero Aurelio Pastor no tenía idea de que esas palabras estarían incluidas en el discurso, pese a ser la autoridad supuestamente responsable del tema.

¿Cómo llegó este párrafo al discurso presidencial el 28 de julio?

Arriesgo una hipótesis.

Partamos de un hecho macizo: el interés de Alan García por incluir temas anticorrupción en su discurso es igual a cero (sólo equivalente al que tiene por temas de derechos humanos, de los que también huye como Drácula con los crucifijos).

Lo que ocurrió fue que el mismísimo 28 de julio, Perú.21 amaneció con una carátula muy fuerte sobre el tema (“¿Y LA CORRUPCIÓN? Hoy se esperan medidas claras contra ese problema”), dando cuenta de una encuesta de la Universidad de Lima, publicada la víspera, que mostraba como para la población la corrupción se ha convertido tres años después de iniciado su segundo gobierno, en el principal problema del país; incluso, por encima de los acuciantes problemas económicos.

García luego de revisar los titulares de esa mañana se le debe haber ocurrido agregar algo a su discurso sobre el asunto y el anunció de un penal para los corruptos en medio de la selva le debe haber parecido impactante y suficiente, para palear la crítica ciudadana por su desinterés en el problema.

Muy revelador de la relación que Alan García tiene con sus ministros no se tomó la molestia de consultarlo con el de Justicia y simplemente lo lanzó. Después del discurso Pastor disimuló mal el hecho que no conocía nada de lo que el Presidente había hablado, pero también muy revelador de la relación que tienen los ministros con García, dijo que si el presidente lo ha dicho, inmediatamente ponemos manos a la obra, obviando cualquier consideración para el desarrollo de una política pública coherente. Dos días después ya le jalaron las orejas por desmentir al jefe y se ha auto flagelado “acordándose” que si estaba presupuestado y que se equivoco fue él.

No vamos a tener un penal para los corruptos en medios de la selva, para empezar porque algunos de los pocos que están presos por esa causa están logrando, gracias a poderosos padrinos, minimizar las acusaciones y probablemente terminen con penas muy benignas o libres de polvo y paja.

Y entretanto, de la lucha anticorrupción, o sea de enfrentar de a verdad el principal problema en la percepción de la gente y en la realidad cotidiana del funcionamiento del Estado, no hay nada. No lo hubo con Yehude Simon y su anticorrupción de papel y menos ahora con las cárceles de fantasía en medio de la selva

OTROSIDIGO: La “descentralización popular” o sea el masificar el sistema de núcleos ejecutores ciudadanos para gastar desde la sociedad organizada parte de lo que el Estado no puede, merece una discusión mayor. Pero, desde ya, el poner a cargo de la tarea al polémico y cuestionado compañero Carlos Arana, uno de los más visibles cuadros encargados del proselitismo partidario desde el Estado, no es precisamente garantía de independencia y criterio técnico para la selección de beneficiarios y se corre el riesgo de mayor clientelismo y corrupción.

4 comentarios:

Alvaro dijo...

El problema es real, la corrupción, por varios motivos. Ya el gobierno se siente de salida y los compañeros quieren de todas todas llevarse alguito a su casa para el recuerdo. Y la otra es de tinte político, "hacer obras" donde y con quien nos conviene.
Así que estamos avisados los compañeros quieren levantarse al Perú entero, pa su casa.
Y nuestra tarea es evitar el robo despiadado que va a haber en los próximos meses.

Gustavo dijo...

Sobre ese tema de la colonia penal que NO se construye en la selva, muy apesar de la aclaración de Pastor, quien no le hace mérito a su nombre ya que en vez es uno más del rebaño, el problema radica en que no es la prisión a donde vayan los corruptos, ni el tipo de ley -en principio- que se aplique sino el asunto es que realmente no sean encarcelados del todo.

Más bien que Alan se dedique a eliminar los muchos bloques que impiden llevarlos a prisión con penas mucho más severas y sin beneficios carcelarios, hacerlos devolver todo lo que robaron y pagar por todo el daño causado a sus víctimas. O sea, el truco está en fortalecer la ejecución contundente de la ley y el efecto permanente de los fallos judiciales.

Ahí está el ejemplo de su amigazo de la infancia el Dr. César Vega Vega promoviendo impunidad y manupuleando las sentencias y resoluciones judiciales a su regalada gana impunemente durante toda su carrera en favor del crimen organizado, incluso el narcotráfico. Que comience por él primero y demuestre que este 'Gran' proyecto no solo es de la boca para fuera o destinado a beneficiar a quien sea aprista o apristón.

Ahí está el caso de la sobrina de Vega, Karina Úngaro Morales, una estafadora migratoria profesional quien con la ayuda de su familia amasó una millonada en dólares y solo recibió una pena sin efecto que no la obligó a devolver nada de su botín.

Roger Paredes dijo...

"Algunos de los pocos que están presos por esa causa (corrupción) están logrando, gracias a poderosos padrinos, minimizar las acusaciones y probablemente terminen con penas muy benignas o libres de polvo y paja".

Oiga señor Basombrío no sé a quienes se refiere (debería señalarlos por nombres y apellidos si no son muchos) pero si le puedo decir que hay decenas y tal vez cientos de personas honorables que fueron sometidas a juicios y demás penurias en la ola anticorrupción que usted ayudó a levantar ccntra todos los que pudieran satisfacer el figuretismo de bastantes zares anticorrupción de papel.

Falta escribir la triste historia de esa dramática etapa de nuestro pasado reciente, cuando los titulares de La República y pasquines semejates, se refocilaban con mancillar nombres y honras sin jamás rectificar gigantescas infamias....

Lucha anticorrupción sí, pero con acierto (¡¡ha imperado la estupidez!!) y el celo que tanta falta hizo entre el 2001 y hasta ahora, en que los titulares se yerguen en sentencias y procuradores como Ugaz, fueron inflexibles con todos menos con sus literalmete afortunados clientes.

Alfonso dijo...

Definitivamente, señor paredes. Falta escribir esa historia nefasta del país. Levantar paredes tan altas que no se escapen quienes han estado inmersos en la masacre del Fronton, en la masacre de Bagua, en el latrocinio inhumano de los recursos de Pisco, de los dólares MUC, de los 4 millones 200 mil % de inflación del 85 al 90, de las obras supersobrevaloradas, de los incendios "casuales" como el que acaba de ocurrir en el almacen del MINSA, de los robos de donaciones en especies para los damnificados de Pisco, sorry, sorry, sorry, va a faltar espacio para seguir enumerando y ¡oh! sorpresa! les dice algo todo esto? será coincidencia que sean apristas los involucrados? será sorprendente que algun dia nos convenzamos que el famoso "gordo" del faenón no sea el tio bieto sino tu bipolar presidente?
No. Creo que No!.
Acá en la Amazonía ya estamos hartos de que cuando se trate de prometer cárceles se diga: vamos a construir en la selva, como si nosotros fuéramos los depositarios de la basura urbana, sobre todo la basura que se produce en Alfonso Ugarte.
Alguna vez escuchaste esa chanza que dice: "pasaba un hombre por el local de Alfonso Ugarte cuando de pronto escucha gritos y voces destempladas que provenían desde adentro diciendo "ladrón! delincuente! corrupto! maricón! estafador! traidor! marica! ratero! etc etc". Asustado pregunta al vigilante: compañero, se están peleando adentro del partido?. A lo que el vigilante responde: no, compañero, están pasando lista..."
Sintomático, no?
Y eso que yo la escuché cuando estaba en primaria, o sea, hace mas de 40 años atrás.
Aca en la selva la sabiduría popular ha acuñado, modificado la frase: Esto es el apra, que les parece, llega la plata y desaparece.
Ahora decimos: esto es el apra, que les parece, mata la gente y desaparece...!!
(y con minúcsculas, por si acaso, porque no merecen ni siquiera una mayúscula al inicio...)
Un abrazo a todos.
(ademas, ese jueguito de atacar y atacar, miente miente que algo queda, ya es cosa vieja, aprendan a respetar la inteligencia del pueblo y no estén con tonterías. Son culpables de sus errores, fatales errores y asúmanlos pues, sigan con sus pastores, con sus quesquen, con sus jorgitos y mulderes, meches varias, pero ya no nos j...oroben mas...)