miércoles, 22 de julio de 2009

HUEVOS DE ESTURIÓN / La fortuna de Fujimori / Fernando Rospigliosi


La excusa de Alberto Fujimori para justificar los 15 millones de dólares en efectivo que tenía en Palacio de Gobierno, y que usó para reponer los otros 15 millones que se había robado del presupuesto para comprar el silencio de Vladimiro Montesinos, es que 42 días después los encontró botados en el SIN.

Es, por supuesto, una coartada ridícula. En primer lugar, porque está probado, en otros procesos judiciales, que Montesinos no dejó su plata, sino que la misma noche que la recibió se la entregó a otros compinches suyos –con los que hizo grandes negociados en la compra de armas-, para que la “laven” y pongan en cuentas del exterior.

Como ha recordado Ángel Paéz en La República, los que recogieron el dinero y lo trasladaron a Suiza fueron James Stone y Zvi Sudit, que luego con Ilan Weil Levy, Henry Lelouch Cohen y José Ackerman Rodríguez lo transfirieron al extranjero. (Traficantes de armas depositaron en Suiza US$ 15 millones de Montesinos”, 16.7.09).

En el camino, le robaron a Montesinos, que luego de su breve exilio panameño, regresó al Perú y tuvo una accidentada fuga a Costa Rica y después a Venezuela, donde a su vez fue extorsionado por otra banda de delincuentes que terminó entregándolo.

En suma, está claramente demostrado que Montesinos se llevó los 15 millones de dólares que Fujimori le entregó como soborno para mantener la boca cerrada.

En segundo lugar, es imposible que Fujimori encontrara 15 millones en el SIN después de más de 40 días porque las ratas que lo habitaban, saquearon absolutamente todo lo que allí había, antes de abandonar el barco.

Se llevaron todo, desde los equipos de chuponeo hasta los automóviles, pasando por televisores y computadoras. Todo. Simultáneamente, destruyeron todos los archivos, incluyendo la relación de bienes con que contaba el SIN. Así, nadie podía saber a ciencia cierta qué cosa se habían robado.

Ahora Fujimori pretende hacernos creer que ese grupo de pirañas arrasó todo lo que encontró a su paso ¡y dejó 15 millones de dólares en efectivo durante 42 días esperando que el ladrón mayor llegara para apropiárselo!

Realmente el cuajo de Fujimori y sus secuaces no tiene límites.

En tercer lugar, la manera como se robaron los primeros 15 millones del presupuesto nacional, muestran la manera como operaba esta banda de delincuentes.

Inventaron el “Plan Soberanía” para luchar supuestamente contra las FARC, en la frontera con Colombia, y le asignaron los 15 millones de dólares del presupuesto del Ministerio de Defensa. Con la complicidad de los ministros de Economía, Carlos Boloña y Defensa, Carlos Bergamino, del Premier, Federico Salas, y otros funcionarios, sacaron la plata del banco y se la entregaron a Montesinos.

Si Fujimori la repuso y luego se conocieron los detalles de la ratería, es solamente porque la dictadura se derrumbó y los corruptos socios huyeron dejando a sus secuaces en la estacada.

La pregunta es ¿cuánto se habrán robado durante toda la década con ese método? Es decir, inventando planes y desapareciendo luego la plata. Ellos manejaban a su antojo los fondos del Estado, sin ningún control ni fiscalización.

Está demostrado también –en otros procesos- que todas las semanas Montesinos entregaba directamente o con emisarios, abultados sobres manila con dinero en efectivo a Fujimori, plata que salía de los fondos reservados del SIN, y del dinero que sustraía de los ministerios del Interior y Defensa.

Esa banda corrupta manejo el país durante 530 semanas. Solamente en esos sobres ¿cuánto recibió Fujimori de su facineroso socio?

2 comentarios:

Edgardo Alarcon Leon dijo...

Veamos:
Caperucita Roja (“sistema democrático”) fue visitar a su abuelita (pueblo peruano), quien vivía solita en el monte del desconcierto. Desafortunadamente el “lobo feroz” (Montesinos) y algunos otros caimanes del mismo pozo en adición a otras aves de rapiña y hienas hambrientas, llegaron primero y arrinconaron a la abuelita. Claro, la fortuna de la abuelita ni el peligro inmediato a Caperucita Roja podían consumarse entre este fiasco, por que ¡zas…!, por ahí andaba un valiente y gallardo labrador (Fujimori) quien al ver en peligro inmediato a Caperucita Roja y su abuelita mato de un solo hachazo (US$15’000,000) al “lobo feroz” y se enfrento honorablemente contra las otras fieras de rapiña hasta poner en buen recado a Caperucita Roja y la abuelita. Pueblo peruano, ya creíste este fantasioso y matemáticamente probado argumento, ahora en el 2011 vota por Keiko u otro acolito de Alan y considérate salvo por los siempre. ¡Amen!

TRINCHERA NARANJA dijo...

Sitio Web de apoyo al movimiento político Fuerza 2011, creado para participar en las próximas elecciones presidenciales con el propósito de unificar a todos los fujimoristas y demostrar el gran respaldo del pueblo al ex presidente Alberto Fujimori.


visita la dirección:

http://www.trincheranaranja.com

---------------------------------------------------