martes, 14 de julio de 2009

RENUNCIA AL CEPLAN / Fernando Villarán


Hace exactamente una semana le mandé mi carta de renuncia al presidente Alan García. La noticia se filtró a algunos diarios, y a Caretas, a partir de lo cual varias personas me han preguntado sobre las circunstancias de la misma. Me parece razonable compartir con ellos y los lectores de Espacio Compartido las razones de mi salida.

Fui nombrado miembro del Consejo Directivo del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN), mediante Resolución Suprema de Octubre del 2008, por sugerencia de los Gobiernos Regionales, a quienes agradezco su confianza.

Después de trabajar intensamente en el CD del CEPLAN, en compañía de ilustres profesionales como: José Valdez, Jorge Chávez, Luis Vargas-Aybar, Gabriel Ortiz de Zevallos, Javier Tantalean, José Antonio Arévalo y Agustín Haya de la Torre, durante 10 meses (sin cobrar un centavo), llegué a la conclusión que era insostenible mi presencia en esta importante institución.

A continuación explico las razones que me llevaron a la renuncia:

1. Desde su inicio, el CEPLAN ha venido sufriendo la falta de recursos económicos para realizar sus actividades. En el año 2008 no recibió ninguna partida presupuestal, y en el 2009, habiendo solicitado la modesta suma de 15 millones de soles para todo el año, sólo se le ha aprobado 3 millones, lo que es claramente insuficiente. A pesar de las gestiones que realizó el Consejo Directivo (CD) y su Presidente con el ministro de economía y con el rimer ministro, el problema continúa sin solución. Esta situación sólo refleja una falta de respaldo político y la baja prioridad otorgada al CEPLAN.

2. Aún en estas condiciones precarias, el CD en pleno, con el respaldo de los pocos profesionales del CEPLAN, venía trabajando a toda máquina para dotar al país de un Plan Estratégico de Desarrollo Nacional 2010-2021, hasta que ocurrió un hecho sorprendente. El 6 de marzo del presente año, los miembros del CD, Jorge Chávez y Luis Vargas-Aybar, recibieron la llamada del Secretario General de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) pidiéndoles su renuncia, pues el Primer Ministro, Yehude Simon, tenía intenciones de designar personas de género femenino en esos cargos.

3. A los pocos días (el 9 de marzo) renuncia también al CD, Gabriel Ortiz de Zevallos, propuesto por el MEF, motivado por el cambio de ministro de economía, pero obviamente influenciado por el acontecimiento descrito anteriormente.

4. Como era previsible, esta situación paralizó al Consejo Directivo y a la institución. El presidente del CEPLAN, Agustín Haya de la Torre, durante todo este tiempo, no ha sido capaz de resolver este problema; ya sea convenciendo al primer ministro para que corrija su error, o logrando la designación de nuevos representantes.

5. En conocimiento de esta situación, el presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), César Villanueva, me pidió que me quedara en el CD para tratar de aportar en la solución de estos problemas. Habiendo sido propuesto por la ANGR, acepté el encargo.

6. Sin embargo, hace más de 4 meses que el CD no se reúne, ya sea por falta de quórum, o falta de convocatoria del Presidente, y por lo tanto no hay manera de contribuir a la solución de los problemas de la institución.

7. Para agravar más la situación, el Presidente del CEPLAN está difundiendo en diversos eventos (como el convocado recientemente por el Acuerdo Nacional) y medios de comunicación, un documento denominado “Lineamientos del Plan Estratégico de Desarrollo Nacional 2010-2021”, que no ha sido discutido ni aprobado por el Consejo Directivo.

8. Si bien todas estas razones son más que suficientes para justificar mi renuncia, la razón más importante es comprobar que el CEPLAN no es ni la sombra de la institución que tuvimos en mente la Comisión Organizadora nombrada por el presidente Alejandro Toledo en noviembre del 2003. Desde aquel momento nos propusimos, para el CEPLAN, el objetivo de lograr una visión compartida de futuro que sirviera, por un lado, de espacio de discusión de los temas estratégicos del país, y de otro lado, de orientación para las instituciones públicas y privadas comprometidas con el desarrollo nacional. Ahora, que el mundo está enfrentando la crisis económica más grave desde los años 30, sumada a una crisis ético-político y otra crisis ambiental (calentamiento global), que encierran graves peligros, pero al mismo tiempo están llenas de oportunidades, se hace más necesaria que nunca un CEPLAN autónomo, lúcido y convocante.

2 comentarios:

Ross dijo...

Los ciudadanos de este lado de la acera lamentamos profundamente tu renuncia Fernando y también de algunos ilustres personajes que te acompañaron en la casi filantrópica tarea de creer y crear una agenda estratégica del país para los próximos diez años... no confio en la lucidez de este gobierno y menos aún del flamante nuevo gabinete para cambiar este tema... ya que su horizonte siempre ha sido el corto plazo, aquel que sale en los titulares y aumenta encuestas; sin embargo te insto a continuar en escena espero con un mejor acto a partir del 2011... que más nos queda..

fernando dijo...

Estimado Ross,

Disculpa la demora en contestar, estuve afuera de Lima. Gracias por el comentario, y tus palabras. No te preocupes, voy a continuar trabajando el tema del largo plazo; por lo pronto estoy en el Comité de Gestión del Centro de Estudios Estratégicos de IPAE, y me mantendré a la espera de mejores condiciones en el CEPLAN.

Saludos

FV