jueves, 8 de enero de 2009

¿LEGÍTIMA DEFENSA? Farid Kahhat (columnista invitado)


En un contexto en el que mueren más de 100 palestinos por cada víctima mortal israelí, y en el que entre 30 y 40% de esas víctimas son civiles inermes (sin contar a los policías que, a fin de cuentas, tampoco son un blanco militar). Un contexto en el que, además, la severa escasez de alimentos, medicinas, energía y médicos que ya existía en Gaza se ha convertido según Naciones Unidas en una “catástrofe humanitaria”. En ese contexto, culpar a Israel por un uso desproporcionado de la fuerza (como hizo el Secretario General de la ONU), parece una crítica justificada.

 En lo personal, sin embargo, creo que es la crítica equivocada. La proporcionalidad en  la respuesta es un principio que debe respetar la parte que ejerce el derecho a la legítima defensa. Quienes alegan que Israel está ejerciendo ese derecho reducen la historia del conflicto a la franja de Gaza durante el período que media entre el 19 de Diciembre (fecha en la que expiró el acuerdo de cese al fuego), y el 27 de Diciembre (que es cuando se inician los bombardeos israelíes). ¿Por qué hacen eso? Porque ese es el período durante el cual los cohetes provenientes de Gaza no recibieron respuesta por parte de Israel.

Pero el conflicto no se limita a lo que Hamas hizo desde Gaza durante esos días. Por ejemplo, durante el año 2008 las incursiones israelíes en Cisjordania (otra zona de los territorios palestinos ocupados por Israel), provocaron la muerte de unos 50 palestinos. Y ello sin que se lance desde allí un solo cohete contra territorio israelí. En Gaza, por otro lado, las acciones israelíes habían provocado la muerte de unos 500 palestinos entre el primero de Enero y el 19 de Diciembre del 2008, sin que los cohetes de Hamas produjeran durante el mismo período una sola víctima mortal en territorio israelí. La única violación al acuerdo de cese al fuego que produjo víctimas mortales fue un ataque israelí el 4 de Noviembre del 2008, el cual produjo la muerte de 6 palestinos. E Israel no cumplió con la parte del acuerdo de cese al fuego que le exigía reabrir los pasos fronterizos de Gaza: desde el 2006 no han podido realizarse operaciones de comercio exterior desde o hacia Gaza, e Israel ha restringido los flujos de ayuda humanitaria hasta reducir a la población de Gaza a la inanición, como consta en reportes tanto del Banco Mundial como de las Naciones Unidas. De otro lado, durante los 8 años previos al 27 de Diciembre pasado los cohetes de Hamas provocaron la muerte de 17 israelíes, mientras las acciones israelíes en territorio palestino provocaron la muerte de unas 5000 personas, de las cuales un 40% eran civiles.

 Pero ninguna de esas es la razón principal por la que Israel no puede alegar que sus acciones constituyen un ejercicio legítimo del derecho a la defensa. La razón principal es la causa misma del conflicto, de la cual la violencia es más bien un síntoma: la ocupación y colonización (por medios militares y contraviniendo el derecho internacional) de territorios palestinos por parte de Israel, y el consecuente desplazamiento de la población palestina (en 1948 más de la mitad de los palestinos fueron forzados a marchar al exilio por las fuerzas israelíes). Por ejemplo, no deja de ser paradojal que haya cohetes lanzados desde Gaza sobre la ciudad israelí de Ashkelón, porque “Ashkelón” solía ser una ciudad árabe llamada “Askalán”, de la que proviene buena parte de los refugiados palestinos que hoy viven en Gaza.  

 En síntesis, la potencia que ocupa militarmente el territorio de otro pueblo, que destruye o confisca en forma sistemática sus propiedades, y que provoca la muerte de docenas (o incluso centenares) de civiles inermes por cada una de sus propias víctimas civiles, no puede sostener luego que solo busca defenderse del pueblo bajo su ocupación. 

Por último, a quienes aún sostienen la superioridad moral de Israel sobre los palestinos, les propongo un par de ejercicios. El primero es el siguiente: yo, como muchos palestinos, no tengo problema en calificar los cohetes que lanza Hamas sobre ciudades israelíes como un crimen bajo el derecho internacional humanitario. Todavía no conozco sin embargo un solo defensor de la invasión israelí que admita, por ejemplo, que la muerte de 44 civiles palestinos durante el bombardeo de un colegio administrado por la ONU en el que se habían refugiado cae dentro de la misma categoría. Y no se trató de un caso de “Daño Colateral”, porque el propio gobierno israelí admite que no atacó ese blanco por error sino porque, presuntamente, sus fuerzas habían sido atacadas desde allí. La ONU niega que eso sea cierto, y exige una investigación independiente del tema, la cual no se puede realizar por que Israel impide a los periodistas internacionales y a las ONG humanitarias ingresar a Gaza.

 El segundo ejercicio que propongo es el que realizó Mario Vargas Llosa cuando aún era un defensor de la tesis de la superioridad moral israelí: viajen a los territorios ocupados sin supervisión de un funcionario israelí. Si no pueden hacer eso, lean la obra de historiadores judíos israelíes como Ilan Pappé, cuyo libro “La Limpieza Étnica de Palestina” está basado en documentos oficiales desclasificados del Estado de Israel. Lean además los reportes y resoluciones de Naciones Unidas sobre la materia, el fallo de la Corte Internacional de Justicia sobre el muro que construye Israel en Cisjordania, los reportes de grupos israelíes de defensa de los derechos humanos (como Btselem o Yesh Din), o, por último, los informes sobre derechos humanos del Departamento de Estado de los Estados Unidos. Mi presunción es que, si tienen la integridad moral de Mario Vargas Llosa, cambiarán, como él, su posición sobre este tema.

Ahora bien, si después de realizar ambos ejercicios, siguen creyendo en la justicia de la causa israelí, me pongo a su entera disposición para debatir públicamente estos asuntos. 

9 comentarios:

Victor Hugo dijo...

Sin conocer lo suficiente del tema, y ante los diversos (y contradictorios) comentarios que vengo escuchando, lo escrito en este artículo termina de convercerme de que lo que tenemos al frente es una situación dramáticamente injusta y moralmente inaceptable. Sería genial sugerir lo que los ciudadanos de a pie podemos hacer para ayudar a detener esta masacre.
Gracias por el artículo.

Tito Warke dijo...

el dia sabado 10 a las 4pm hay un planton frente a la emabaja de israel. la concentracion es en el parque washington. ahi los ciudadanos de a piepodemos hacer algo aunque sea.

Coco dijo...

Encontré este link en los comentarios de D Gutierrez en "Desde el tercer piso": “Vean este blog escrito por una voluntaria médica (no palestina) en Gaza.. http://ingaza.wordpress.com/ ”

La cruz roja internacional la está pasando terrible por allá. Por favor lean esto: http://www.icrc.org/web/spa/sitespa0.nsf/html/palestine-news-080109

Por último, un frase de Steven Weinberg: "La religión es un insulto a la dignidad humana. Con o sin religión siempre habrá buena gente haciendo cosas buenas y mala gente haciendo cosas malas. Pero para que la buena gente haga cosas malas hace falta la religión."

GUILLE da MAUS dijo...

La proporcionalidad se determina por los medios en función al objetivo, no por el tamaño o poderío de las fuerzas en conflicto.

Sr. Kahhat es obvio su sesgo en este tema.

Intermezzo Tropical dijo...

El genocidio en Palestina es una politica de Estado:

El Ejército israelí mató el pasado domingo a 30 civiles palestinos que sus soldados habían concentrado el día anterior en una vivienda en Gaza, según un documento de la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA).( Fuente El Pais)

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Israel/mato/palestinos/refugiaban/casa/elpepuint/20090109elpepuint_8/Tes

Intermezzo Tropical dijo...

Invito a que lean este articulo sobre los asentamientos ilegales. Es un articulo serio y demuestra que rabinos judios vinieron a Peru y convirtieron al judaismo a decenas de campesinos de la zona de Cajamarca y se los llevaron a vivir a los asentamientos mas radicales de la Ribera Occidental o Cisjordania (West Bank). Suena de Ripley pero es cierto. La razon es demografica. La poblacion palestina crece, la de Israel se estanca, entonces se necesita mantener la superioridad demografica a cualquier precio para que su Estado sobreviva.

Incluso un amigo nuestro el escritor peruano americano Daniel Alarcon en un viaje a Palestina tuvo la oportunidad de conocerlos. Nos comento que esta gente esta radicalizada y que servira en el Ejercito de Israel para controlar las revueltas de la poblacion palestina.


http://www.salamon.net/Kulanu_%20Third%20Aliyah_%20Coming%20Home.%20Peruvian%20Jews%20in%20Israel.pdf

Intermezzo Tropical dijo...

Sorry: SIC [rabinos judios]. Obviamente los rabinos son judios. Queria decir rabinos del Estado de Israel.

Fabber dijo...

Guille, lee bien al artículo: para destruir cohetes (cuya tecnología limita con la pirotecnia casera) en puntos fluctuantes dentro de una zona bajo cerco militar y superpoblada que han causado 4 bajas en un año, Israel va causando 800 muertes y miles de heridos en dos semanas.

Eso para tí son medios de acuerdo a los fines. Y la falacia ad hominem con el autor del post está demás.

ariel dijo...

Era aceptable decir que Israel ocupaba los territorios de Gaza hasta el 2005, año en que se retiró unilateralmente. Israel entregó los territorios de Gaza y Cisjordania, y ambos has tomado rumbos distintos. En Gaza, Hamas tomó el poder, y en lugar de dedicarse a fortalecer y ayudar a su población, traer prosperidad económica, etc, se ha dedicado a armarse hasta los dientes para atacar población israelí. Hamas no sólo ataca a israelíes, sino también a palestinos a quienes usa como escudos humanos, escondiendo armamento en casas, colegios, mezquitas, etc.